Tendencias temporales urbanas globales en partículas finas (PM2,5) y cargas de salud atribuibles

Tendencias temporales urbanas globales en partículas finas (PM2,5) y cargas de salud atribuibles

Cambio en las concentraciones de PM2,5 ponderadas por la población y las tasas de mortalidad atribuibles a PM2,5 entre 2000 y 2019 para las 250 áreas urbanas más pobladas según las estimaciones de WorldPop de 2019.

Nuestro estudio mostró que, entre los años 2000 y 2019, la mayoría de la población urbana del mundo vivía en áreas con niveles insalubres de PM2,5 (86%), lo que contribuyó sustancialmente a la carga de enfermedades no transmisibles (1,8 millones de muertes en 2019).

 

The Lancet Planetary Health, 05/01/2022Global urban temporal trends in fine particulate matter (PM2·5) and attributable health burdens: estimates from global datasets”.

Fondo: Dado que gran parte de la población mundial reside en áreas urbanas, la comprensión de las exposiciones a la contaminación del aire a nivel de la ciudad puede informar los enfoques de mitigación. Los estudios previos de la contaminación del aire urbano global no han considerado las tendencias en las concentraciones de contaminantes del aire ni las correspondientes cargas de mortalidad atribuibles. Nuestro objetivo fue estimar las tendencias en las concentraciones de partículas finas (PM2,5) y la mortalidad asociada en ciudades de todo el mundo.

Métodos: Usamos concentraciones promedio anuales de PM2,5 de alta resolución, funciones de respuesta de concentración derivadas epidemiológicamente y tasas de enfermedad de referencia a nivel de país para estimar las concentraciones de PM2,5 ponderadas por la población y la mortalidad por causas específicas atribuible en 13.160 centros urbanos entre los años 2000 y 2019.

Resultados: Aunque los promedios regionales de concentraciones urbanas de PM2,5 disminuyeron entre los años 2000 y 2019, encontramos una heterogeneidad considerable en las tendencias de las concentraciones de PM2,5 entre áreas urbanas. Aproximadamente el 86% (2,5 mil millones de habitantes) de los habitantes urbanos vivían en áreas urbanas que excedieron el promedio anual de PM2,5 (10 μg/m3) de la guía de la OMS de 2005, lo que resultó en un exceso de 1,8 millones (95% CI 1,34 millones–2,3 millones) de muertes en 2019. Los promedios regionales de muertes atribuibles a PM2,5 aumentaron en todas las regiones excepto en Europa y las Américas, impulsados por cambios en las cifras de población, las estructuras de edad y las tasas de enfermedad. En algunas ciudades, la mortalidad atribuible a PM2,5 aumentó a pesar de las disminuciones en las concentraciones de PM2,5, como resultado de cambios en las distribuciones de edad y las tasas de enfermedades no transmisibles.

Interpretación: Nuestro estudio mostró que, entre los años 2000 y 2019, la mayoría de la población urbana del mundo vivía en áreas con niveles insalubres de PM2,5, lo que contribuyó sustancialmente a la carga de enfermedades no transmisibles. Nuestros resultados destacan que evitar la gran carga para la salud pública del PM2,5 urbano requerirá estrategias que reduzcan la exposición a través de la mitigación de emisiones, así como estrategias que reduzcan la vulnerabilidad a las PM2,5 mejorando la salud pública en general.

Fondos: NASA, Wellcome Trust.