Suplementos de vitamina D para prevenir las infecciones respiratorias agudas

Suplementos de vitamina D para prevenir las infecciones respiratorias agudas

Metanálisis de efectos aleatorios de ensayos aleatorios controlados con placebo que informan la proporción de participantes con una o más IRA. IRA = infección respiratoria aguda. n = número de participantes con una o más IRA. N = número total de participantes en el grupo de intervención o control. * El análisis incluye datos del subconjunto de participantes del ensayo ViDiFlu24 que fueron asignados al azar al control de vitamina D versus placebo. † En este ensayo, se pidió a los participantes que informaran sobre la aparición de IRA en el mes anterior antes de que se completara cada encuesta anual (se completó un máximo de cinco encuestas por participante). El numerador es el número de participantes que informaron una IRA en al menos una encuesta. Los resultados de IRA en los participantes que completaron menos de cinco encuestas y que no informaron una IRA (2.239 [14%] de 16.000) se estimaron en función de la proporción de participantes que tuvieron una o más IRA entre los que completaron las cinco encuestas (12.152 [76%]).

La suplementación con vitamina D es segura y en general reduce el riesgo de infecciones respiratorias en comparación con el placebo, aunque la reducción del riesgo es pequeña. La protección se asocia con la administración de dosis diarias de 400 a 1000 UI durante un máximo de 12 meses y una edad en el momento de la inscripción de 1 a 16 años. Se desconoce la relevancia de estos hallazgos para COVID-19 y requiere más investigación.

 

The Lancet Diabetes & Endocrinology, 30/03/2021Vitamin D supplementation to prevent acute respiratory infections: a systematic review and meta-analysis of aggregate data from randomised controlled trials”.

Fondo: Un metanálisis de 2017 de datos de 25 ensayos controlados aleatorios (ECA) de suplementos de vitamina D para la prevención de infecciones respiratorias agudas (IRA) reveló un efecto protector de esta intervención. Nuestro objetivo fue examinar el vínculo entre la suplementación con vitamina D y la prevención de las IRA en un metanálisis actualizado.

Métodos: Para esta revisión sistemática y metanálisis, se realizaron búsquedas en MEDLINE, Embase, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados, Web of Science y el registro ClinicalTrials.gov para los estudios enumerados desde el inicio de la base de datos hasta el 1 de mayo de 2020. Fueron elegibles los ECA doble ciego de Los suplementos de vitamina D3, vitamina D2 o 25-hidroxivitamina D (25 [OH] D) con cualquier duración, con un placebo o un control de vitamina D en dosis bajas, si habían sido aprobados por un comité de ética de investigación y si la incidencia de las IRA se recopiló prospectivamente y se preespecificó como un resultado de eficacia. Se excluyeron los estudios que informaron los resultados del seguimiento a largo plazo de los ECA primarios. Los datos agregados a nivel de estudio, estratificados por la concentración inicial de 25 (OH) D y la edad, se obtuvieron de los autores del estudio. Utilizando la proporción de participantes en cada ensayo que tenían una o más IRA, se realizó un metanálisis de efectos aleatorios para obtener los odds ratios (OR) combinados y los IC del 95% para estimar el efecto de la suplementación con vitamina D sobre el riesgo de tener una o más IRA (resultado primario) en comparación con el placebo. Se realizaron análisis de subgrupos para estimar si los efectos de la suplementación con vitamina D sobre el riesgo de IRA variaban según la concentración inicial de 25 (OH) D (<25 nmol / L frente a 25,0-49,9 nmol / L frente a 50,0– 74,9 nmol / L vs >75,0 nmol / L), dosis de vitamina D (equivalente diario de <400 unidades internacionales [UI] vs 400-1000 UI vs 1001-2000 UI vs >2000 UI), frecuencia de dosificación (diaria frente a semanal frente a una vez al mes a una vez cada 3 meses), duración del ensayo (≤12 meses frente a >12 meses), edad en el momento de la inscripción (<1,00 años frente a 1,00–15,99 años frente a 16,00–64,99 años versus ≥65,00 años), y presencia versus ausencia de enfermedad de las vías respiratorias (es decir, solo asma, solo EPOC o sin restricciones). El riesgo de sesgo se evaluó con la herramienta Cochrane Collaboration Risk of Bias Tool. El estudio fue registrado con PROSPERO, CRD42020190633.

Resultados: Se identificaron 1.528 artículos, de los cuales 46 ECA (75.541 participantes) fueron elegibles. Se obtuvieron datos para el resultado primario de 48.88 (98,1%) de 49.419 participantes (de 0 a 95 años) en 43 estudios. Una proporción significativamente menor de participantes en el grupo de suplementación con vitamina D tuvo una o más IRA (14.332 [61,3%] de 23.364 participantes) que en el grupo placebo (14.217 [62,3%] de 22.802 participantes), con un OR de 0.92 (95% CI 0.86–0.99; 37 estudios; I2 = 35.6%, feterogeneidad = 0.018). No se observó ningún efecto significativo de la suplementación con vitamina D sobre el riesgo de tener una o más IRA en ninguno de los subgrupos definidos por la concentración inicial de 25 (OH) D. Sin embargo, se observaron efectos protectores de la suplementación en ensayos en los que se administró vitamina D en un régimen de dosificación diaria (OR 0.78 [IC 95% 0.65-0.94]; 19 estudios; I2 = 53.5%, feterogeneidad = 0.003), a dosis diarias equivalentes de 400 a 1000 UI (0,70 [0,55–0,89]; diez estudios; I2 = 31,2%, feterogeneidad = 0,16), por una duración de 12 meses o menos (0,82 [0,72–0,93]; 29 estudios; I2 = 38,1%, feterogeneidad = 0,021), y para participantes de 1,00-15,99 años en el momento de la inscripción ( 0,71 [0,57–0,90]; 15 estudios; I2 = 46,0%, feterogeneidad = 0,027). No se observó una interacción significativa entre la asignación al grupo de suplementación con vitamina D versus el grupo de placebo y la dosis, frecuencia de la dosis, duración del estudio o edad. Además, no se observaron diferencias significativas en la proporción de participantes que tuvieron al menos un evento adverso grave en el grupo de suplementos vitamínicos en comparación con el grupo de placebo (0,97 [0,86–1,07]; 36 estudios; I2 = 0,0%, feterogeneidad = 0,99). El riesgo de sesgo dentro de los estudios individuales se evaluó como bajo en todos los ensayos excepto en tres.

Interpretación: A pesar de la evidencia de heterogeneidad significativa entre los ensayos, la suplementación con vitamina D es segura y en general reduce el riesgo de IRA en comparación con el placebo, aunque la reducción del riesgo es pequeña. La protección se asocia con la administración de dosis diarias de 400 a 1000 UI durante un máximo de 12 meses y una edad en el momento de la inscripción de 1,00–15,99 años. Se desconoce la relevancia de estos hallazgos para COVID-19 y requiere más investigación.

Fondos: Ninguno.