Riesgo de trastornos electrolíticos, síncope y caídas en pacientes que toman diuréticos tiazídicos

Riesgo de trastornos electrolíticos, síncope y caídas en pacientes que toman diuréticos tiazídicos

El uso de tiazidas es un factor de riesgo claro de hiponatremia e hipopotasemia. El efecto parece ser dependiente de la dosis y muy variable según la sustancia. El síncope y las caídas parecen tener una relación causal con el uso de tiazidas. Especialmente en pacientes de edad avanzada, mujeres y pacientes propensos a caídas.

 

Am J Med, 08/05/2021Risk of electrolyte disorders, syncope and falls in patients taking thiazide diuretics: results of a cross-sectional study”.

Fondo: Los diuréticos tiazídicos son un pilar en el tratamiento de la hipertensión y, a menudo, se asocian con diselectrolitemias. Investigamos la prevalencia y los factores de riesgo de hiponatremia e hipopotasemia en usuarios de tiazidas, diferencias específicas de sustancias y la asociación de tiazidas con síncope y caídas.

Métodos: En este análisis transversal se incluyeron todos los pacientes ingresados en un servicio de urgencias interdisciplinario en Suiza entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018 con mediciones de sodio y potasio sérico. Se analizaron los datos relacionados con los electrolitos séricos y la creatinina para clasificar las disnatremias, las diskalemias y la lesión renal aguda. Se realizaron revisiones de las historias clínicas para detectar síncope o caídas.

Resultados: Un total de 1.604 pacientes (7,9%) tomaron tiazidas. La lesión renal aguda fue significativamente más frecuente en los usuarios de tiazidas (22,1 frente al 7%, p <0,0001). La hiponatremia (22,1 frente al 9,8%, p <0,0001) y la hipopotasemia (19 frente al 11%, p <0,0001) fueron más frecuentes con las tiazidas. El uso de tiazidas junto con una mayor edad y sexo femenino fueron predictores independientes de hiponatremia e hipopotasemia. Se encontró un efecto dependiente de la dosis para los trastornos electrolíticos y hubo una variación en el riesgo entre las sustancias investigadas, teniendo la clortalidona el mayor riesgo y la hidroclorotiazida el menor riesgo. Los pacientes que tomaban diuréticos tiazídicos tuvieron significativamente más episodios de síncope y caídas.

Conclusiones: El uso de tiazidas es un factor de riesgo claro de hiponatremia e hipopotasemia. El efecto parece ser dependiente de la dosis y muy variable según la sustancia. El síncope y las caídas parecen tener una relación causal con el uso de tiazidas. Especialmente en pacientes de edad avanzada, mujeres y pacientes propensos a caídas, el uso de diuréticos tiazídicos debe, por tanto, cuestionarse a fondo.

Destacados:
• La hiponatremia (22%) y la hipopotasemia (19%) fueron frecuentes en pacientes que tomaban diuréticos tiazídicos.
• Un diurético tiazídico fue un predictor independiente de hiponatremia e hipopotasemia con sustancias específicas y efectos dependientes de la dosis, la clortalidona mostró el mayor riesgo y la hidroclorotiazida el menor riesgo.
• Las tiazidas y el aumento de la edad fueron factores de riesgo independientes de síncope y caídas.
• Se recomienda un enfoque más cuidadoso para prescribir diuréticos tiazídicos en pacientes de edad avanzada.