Resultados clínicos de los anticoagulantes orales directos frente a warfarina en adultos mayores con fibrilación auricular

Resultados clínicos de los anticoagulantes orales directos frente a warfarina en adultos mayores con fibrilación auricular

Resumen visual. Fragilidad y resultados clínicos de los DOAC frente a warfarina en adultos mayores con FA. El papel de la fragilidad en la elección entre un anticoagulante oral directo (DOAC) y warfarina es incierto. Los autores realizaron un análisis emparejado por puntuaciones de propensión de los datos de Medicare de 2010 a 2017 para examinar los resultados de los DOAC frente a la warfarina por nivel de fragilidad.

En los adultos mayores con fibrilación auricular, el apixaban se asocia con menores tasas de eventos adversos en todos los niveles de fragilidad. El dabigatrán y el rivaroxabán se asocian con menores tasas de eventos solo en los pacientes no frágiles.

 

Ann Intern Med, 20/07/2021Frailty and Clinical Outcomes of Direct Oral Anticoagulants Versus Warfarin in Older Adults With Atrial Fibrillation. A Cohort Study”.

Fondo: No está claro el papel de los diferentes niveles de fragilidad en la elección de los anticoagulantes orales para los adultos mayores con fibrilación auricular (FA).

Objetivo: Examinar los resultados de los anticoagulantes orales directos (ACOD) frente a la warfarina según los niveles de fragilidad.

Diseño: Análisis de datos de Medicare con puntuación de propensión 1: 1, 2010 a 2017.

Ámbito: Comunidad.

Pacientes: Beneficiarios de Medicare con FA que iniciaron el uso de dabigatrán, rivaroxabán, apixabán o warfarina.

Mediciones: Punto final compuesto de muerte, accidente cerebrovascular isquémico o hemorragia mayor según los niveles de fragilidad, definido por un índice de fragilidad basado en las solicitudes.

Resultados: En la cohorte de dabigatrán-warfarina (n = 158.730; mediana de seguimiento, 72 días), la tasa de eventos por 1000 personas-año fue 63,5 para los iniciadores de dabigatrán y 65,6 para los iniciadores de warfarina (índice de riesgo [HR], 0,98 [95% IC, 0,92 a 1,05]; diferencia de tasas [DR], −2,2 [IC, −6,5 a 2,1]). Para las personas no frágiles, prefrailizadas y frágiles, los CRI fueron 0,81 (IC, 0,68 a 0,97), 0,98 (IC, 0,90 a 1,08) y 1,09 (IC, 0,96 a 1,23), respectivamente. En la cohorte rivaroxabán-warfarina (n = 275.944; mediana de seguimiento, 82 días), la tasa de eventos por 1000 personas-año fue 77,8 para los iniciadores de rivaroxabán y 83,7 para los iniciadores de warfarina (HR, 0,98 [IC, 0,94 a 1,02]; RD, −5,9 [CI, −9,4 a −2,4]). Para las personas no frágiles, prefridas y frágiles, los CRI fueron 0,88 (IC, 0,77 a 0,99), 1,04 (IC, 0,98 a 1,10) y 0,96 (IC, 0,89 a 1,04), respectivamente. En la cohorte apixabán-warfarina (n = 218 738; mediana de seguimiento, 84 días), la tasa de eventos por 1000 personas-año fue 60,1 para los iniciadores de apixabán y 92,3 para los iniciadores de warfarina (HR, 0,68 [IC, 0,65 a 0,72]; RD, -32,2 [CI, -36,1 a -28,3]). Para las personas no frágiles, prefrail y frágiles, los CRI fueron 0,61 (IC, 0,52 a 0,71), 0,66 (IC, 0,61 a 0,70) y 0,73 (IC, 0,67 a 0,80), respectivamente.

Limitaciones: Confusión residual y falta de evaluación clínica de la fragilidad.

Conclusión: En los adultos mayores con fibrilación auricular, el apixaban se asocia con menores tasas de eventos adversos en todos los niveles de fragilidad. El dabigatrán y el rivaroxabán se asocian con menores tasas de eventos solo entre los pacientes no frágiles.

Fuente de financiación principal: National Institute on Aging