Muertes por covid-19 en África (Zambia): estudio de vigilancia post mortem

Muertes por covid-19 en África (Zambia): estudio de vigilancia post mortem

Contrariamente a lo esperado, las muertes por covid-19 fueron frecuentes en Lusaka. Sin embargo, se hicieron pruebas a pocas personas que murieron en las instalaciones o en la comunidad a pesar de presentar síntomas típicos de covid-19. Si estos datos son generalizables, el impacto del covid-19 en África se ha subestimado enormemente.

 

The BMJ, 17/02/2021Covid-19 deaths in Africa: prospective systematic postmortem surveillance study”.

Objetivo: Medir directamente el impacto fatal de la enfermedad por coronavirus 2019 (covid-19) en una población urbana africana.

Diseño: Estudio prospectivo sistemático de vigilancia post mortem.

Ámbito: El hospital de referencia de atención terciaria más grande de Zambia.

Participantes: Las personas fallecidas de todas las edades en la morgue del Hospital Universitario Docente en Lusaka, Zambia, que se inscribieron dentro de las 48 horas posteriores a la muerte.

Medida de resultado principal: Se analizaron los hisopos nasofaríngeos post mortem mediante la reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (PCR) con transcriptasa inversa contra el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2). Las muertes se estratificaron por estado de covis-19, ubicación, edad, sexo y factores de riesgo subyacentes.

Resultados: Se inscribieron 372 participantes entre junio y septiembre de 2020; Los resultados de la PCR estuvieron disponibles para 364 (97,8%). El SARS-CoV-2 se detectó en 58/364 (15,9%) de acuerdo con el valor umbral del ciclo recomendado de <40 y en 70/364 (19,2%) cuando se amplió a cualquier nivel de detección de PCR. La mediana de edad al momento de la muerte entre las personas con una prueba positiva para el SARS-CoV-2 fue de 48 años (rango intercuartílico 36-72), y el 69% (n = 48) eran hombres. La mayoría de las muertes en personas con covid-19 (51/70; 73%) ocurrieron en la comunidad; ninguno había sido probado para el SARS-CoV-2 antes de la muerte. Entre las 19/70 personas que murieron en el hospital, 6 se sometieron a pruebas (test) antes de morir. Entre las 52/70 personas con datos sobre síntomas, 44/52 tenían síntomas típicos de covid-19 (tos, fiebre, dificultad para respirar), de los cuales solo cinco fueron evaluados antes de la muerte. Se identificó Covid-19 en siete niños, y solo a uno se le había realizado la prueba antes de la muerte. La proporción de muertes por covid-19 aumentó con la edad, pero el 76% (n = 53) de las personas que murieron tenían menos de 60 años. Las cinco comorbilidades más comunes entre las personas que murieron con covid-19 fueron tuberculosis (22; 31%), hipertensión (19; 27%), VIH / SIDA (16; 23%), abuso de alcohol (12; 17%) y diabetes (9; 13%).

Conclusiones: Contrariamente a lo esperado, las muertes por covid-19 fueron frecuentes en Lusaka. La mayoría ocurrió en la comunidad, donde se carece de capacidad de prueba. Sin embargo, se analizaron pocas personas que murieron en las instalaciones, a pesar de presentar síntomas típicos de covid-19. Por lo tanto, los casos de covid-19 no se informaron porque rara vez se realizaron las pruebas, no porque el covid-19 fuera poco común. Si estos datos son generalizables, el impacto del covid-19 en África se ha subestimado enormemente.