Mantenimiento o suspensión de antidepresivos en atención primaria

Mantenimiento o suspensión de antidepresivos en atención primaria

En pacientes en consultorios de atención primaria que se sintieron lo suficientemente bien como para suspender la terapia antidepresiva, los que fueron asignados a suspender su medicación tenían un mayor riesgo de recaída de la depresión a las 52 semanas que los asignados a mantener su terapia actual.

 

N Engl J Med, 30/09/2021Maintenance or Discontinuation of Antidepressants in Primary Care”.

ANTECEDENTES: Los pacientes con depresión que siguen tratamiento en consultorios de atención primaria pueden recibir antidepresivos durante períodos prolongados. Los datos sobre los efectos de mantener o suspender la terapia antidepresiva en este contexto son limitados.

MÉTODOS: Realizamos un ensayo aleatorizado, doble ciego, en el que participaron adultos que estaban siendo tratados en 150 consultorios generales en el Reino Unido. Todos los pacientes tenían antecedentes de al menos dos episodios depresivos o habían estado tomando antidepresivos durante 2 años o más y se sentían lo suficientemente bien como para considerar suspender los antidepresivos. Los pacientes que habían recibido citalopram, fluoxetina, sertralina o mirtazapina fueron asignados aleatoriamente en una proporción de 1: 1 a mantener su terapia antidepresiva actual (grupo de mantenimiento) o a disminuir e interrumpir dicha terapia con el uso de un placebo equivalente (grupo de interrupción). El resultado primario fue la primera recaída de la depresión durante el período de prueba de 52 semanas, según se evaluó en un análisis del tiempo transcurrido hasta el evento. Los resultados secundarios fueron síntomas depresivos y de ansiedad, síntomas físicos y de abstinencia, calidad de vida, tiempo para dejar de tomar un antidepresivo o placebo y calificaciones globales del estado de ánimo.

RESULTADOS: Un total de 1.466 pacientes se sometieron a cribado. De estos pacientes, 478 se inscribieron en el ensayo (238 en el grupo de mantenimiento y 240 en el grupo de interrupción). La edad promedio de los pacientes fue de 54 años; el 73% eran mujeres. La adherencia a la asignación del ensayo fue del 70% en el grupo de mantenimiento y del 52% en el grupo de interrupción. A las 52 semanas, se produjo una recaída en 92 de 238 pacientes (39%) en el grupo de mantenimiento y en 135 de 240 (56%) en el grupo de interrupción (índice de riesgo, 2,06; intervalo de confianza del 95%, 1,56 a 2,70; P <0,001). Los resultados secundarios fueron en general en la misma dirección que el resultado primario. Los pacientes del grupo de suspensión presentaron más síntomas de depresión, ansiedad y abstinencia que los del grupo de mantenimiento.

CONCLUSIONES: En los pacientes en consultorios de atención primaria que se sintieron lo suficientemente bien como para suspender la terapia antidepresiva, los que fueron asignados a suspender su medicación tenían un mayor riesgo de recaída de la depresión a las 52 semanas que los asignados a mantener su terapia actual. (Financiado por el National Institute for Health Research; número ANTLER ISRCTN, ISRCTN15969819).