Estimaciones mundiales, regionales y nacionales de la carga del síndrome metabólico en niños y adolescentes en 2020

Estimaciones mundiales, regionales y nacionales de la carga del síndrome metabólico en niños y adolescentes en 2020

En 2020, alrededor del 3 % de los niños y el 5 % de los adolescentes tenían síndrome metabólico, con algunas variaciones entre países y regiones. La prevalencia del síndrome metabólico no fue consistentemente mayor con el aumento del nivel de desarrollo, lo que sugiere que el problema no se debe principalmente a la riqueza del país.

 

The Lancet Child & Adolescent Health, 17/01/2022Global, regional, and country estimates of metabolic syndrome burden in children and adolescents in 2020: a systematic review and modelling análisis”.

Fondo: Detener el aumento de los factores de riesgo cardiometabólicos en niños y adolescentes es crucial para frenar la carga mundial de enfermedades cardiovasculares. Nuestro objetivo es proporcionar estimaciones globales, regionales y nacionales de la prevalencia del síndrome metabólico en niños y adolescentes para apoyar el desarrollo de estrategias de prevención basadas en evidencia.

Métodos: En esta revisión sistemática con análisis de modelos, buscamos en PubMed, Embase, Africa Journal Online y Global Index Medicus desde el inicio de la base de datos hasta el 30 de enero de 2021, sin restricciones de idioma o ubicación geográfica. Se incluyeron estudios transversales comunitarios y escolares y análisis transversales de estudios de cohortes que informaron la prevalencia del síndrome metabólico en la población general de niños (6 a 12 años) y adolescentes (13 a 18 años). Solo se consideraron los estudios con bajo riesgo de sesgo. Los estudios elegibles incluyeron al menos 200 participantes y utilizaron un muestreo probabilístico. El diagnóstico de síndrome metabólico debía cumplir al menos tres de los siguientes criterios: presión arterial sistólica o diastólica elevada (≥ percentil 90 para edad, sexo y altura); circunferencia de la cintura en al menos el percentil 90 para edad, sexo y grupo étnico; glucosa plasmática en ayunas 5,6 mmol/L o más; triglicéridos plasmáticos en ayunas 1,24 mmol/L o más; y colesterol de lipoproteínas de alta densidad en plasma en ayunas de 1,03 mmol/L o menos. Investigadores independientes seleccionaron los estudios elegibles y extrajeron los datos relevantes. El resultado primario fue una estimación cruda de la prevalencia del síndrome metabólico, evaluada mediante un modelo jerárquico bayesiano.

Resultados: Nuestra búsqueda arrojó 6.808 artículos, de los cuales 169 estudios fueron elegibles para el análisis, incluidos 306 puntos de datos de prevalencia, con 550.405 niños y adolescentes de 44 países en 13 regiones. La varianza entre estudios (τ2) fue de 0,52 (IC del 95 %: 0,42–0,67), lo que podría reflejar la medición de cada componente del síndrome metabólico y las covariables como fuentes de heterogeneidad entre estudios. Estimamos la prevalencia mundial del síndrome metabólico en 2020 en un 2,8 % (intervalo de incertidumbre del 95 % [UI] 1,4–6,7) para niños y un 4,8 % (2,9–8,5) para adolescentes, lo que equivale a alrededor de 25,8 (12,6–61,0) millones de niños y 35,5 (21,3–63,0) millones de adolescentes que viven con síndrome metabólico. En niños, la prevalencia del síndrome metabólico fue del 2,2 % (95 % IU 1,4–3,6) en países de ingresos altos, del 3,1 % (2,5–4,3) en países de ingresos medios-altos, 2,6 % (0,9–8,3) en países de ingresos medianos bajos y 3,5 % (1,0–8,0) en países de bajos ingresos. En adolescentes, la prevalencia del síndrome metabólico fue del 5,5 % (4,1–8,4) en países de ingresos altos, del 3,9 % (3,1–5,4) en países de ingresos medios-altos, 4,5% (2,6–8,4) en países de ingresos medianos bajos y 7,0% (2,4–15,7) en países de bajos ingresos. La prevalencia en niños varió del 1,4% (0,6–3,1) en el noroeste de Europa al 8,2% (6,9–10,1) en América Latina central. La prevalencia en adolescentes osciló entre el 2,9 % (95 % UI 2,6–3,3) en el este de Asia y el 6,7 % (5,9–8,3) en países de habla inglesa de ingresos altos. Los tres países con las estimaciones de prevalencia más altas en niños fueron Nicaragua (5,2%, 2,8–10,4), Irán (8,8%, 8,0–9,6) y México (12,3%, 11,0–13,7); y los tres países con las estimaciones de prevalencia más altas en adolescentes fueron Irán (9,0 %, 8,4–9,7), Emiratos Árabes Unidos (9,8 %, 8,5–10,3) y España (9,9 %, 9,1–10,8).

Interpretación: En 2020, alrededor del 3 % de los niños y el 5 % de los adolescentes tenían síndrome metabólico, con algunas variaciones entre países y regiones. La prevalencia del síndrome metabólico no fue consistentemente mayor con el aumento del nivel de desarrollo, lo que sugiere que el problema no se debe principalmente a la riqueza del país. El alto número de niños y adolescentes que viven con síndrome metabólico en todo el mundo destaca la necesidad urgente de intervenciones multisectoriales para reducir la carga global del síndrome metabólico y las condiciones que conducen a él, incluido el sobrepeso y la obesidad infantil.

Fondos: Ninguno.