Efecto de los zapatos planos, flexibles y de apoyo estable sobre los síntomas de la artrosis de rodilla

Efecto de los zapatos planos, flexibles y de apoyo estable sobre los síntomas de la artrosis de rodilla

Los zapatos planos y flexibles no son mejores a los zapatos de apoyo estable. En la artrosis de rodilla, los zapatos con soporte estable mejoran el dolor de rodilla al caminar más que los zapatos planos flexibles.

 

Ann Intern Med, 12/01/2021The Effect of Flat Flexible Versus Stable Supportive Shoes on Knee Osteoarthritis Symptoms. A Randomized Trial”.

Antecedentes: Los expertos recomiendan que las personas con artrosis (osteoartritis) de rodilla usen zapatos de apoyo estables; sin embargo, la evidencia sugiere que los zapatos planos flexibles pueden ser más beneficiosos.

Objetivo: Comparar zapatos planos flexibles con zapatos de apoyo estable para los síntomas de la artrosis de rodilla.

Diseño: Ensayo aleatorio cegado al participante y al evaluador. (Registrado de manera prospectiva en el Registro de ensayos clínicos de Australia y Nueva Zelanda [ACTRN12617001098325]).

Ámbito: La comunidad.

Participantes: 164 pacientes con artrosis de rodilla medial radiográfica sintomática de moderada a grave.

Intervención: Zapatos planos, flexibles (n = 82) o de apoyo estable (n = 82), usados durante al menos 6 horas al día durante 6 meses.

Mediciones: Los resultados primarios fueron cambios en el dolor al caminar (medido por una escala de calificación numérica de 11 puntos) y la función física (según lo evaluado por la subescala del índice de osteoartritis de las universidades de Western Ontario y McMaster de 0 a 68 puntos) a los 6 meses. Los resultados secundarios incluyeron medidas adicionales de dolor y función, actividad física y calidad de vida. Otras medidas incluyeron eventos adversos.

Resultados: De 164 participantes reclutados, 161 (98%) completaron los resultados primarios de 6 meses. No se encontró evidencia de que los zapatos planos flexibles fueran superiores a los zapatos con soporte estable en los resultados primarios. La evidencia mostró una diferencia entre los grupos en el cambio en el dolor a favor del calzado de apoyo estable (diferencia de medias, 1,1 unidades [IC del 95%, 0,5 a 1,8 unidades]; P = 0,001) pero no la función (diferencia de medias, 2,3 unidades [IC, – 0,9 a 5,5 unidades]; P = 0,167). Las mejoras en la calidad de vida relacionada con la rodilla y el dolor de cadera ipsilateral favorecieron el uso de zapatos de soporte estable (diferencia de medias, −5,3 unidades [IC, −10,0 a −0,5 unidades] y 0,7 unidades [IC, 0,0 a 1,4 unidades], respectivamente). Los zapatos planos flexibles no fueron superiores a los zapatos de apoyo estable para ningún resultado secundario. Un menor número de participantes informaron eventos adversos con zapatos de apoyo estable (n = 12 [15%]) en comparación con los zapatos planos flexibles (n = 26 [32%]) (diferencia de riesgo, −0,17 [IC, −0,30 a −0,05]).

Limitación: Ningún grupo de control de “zapatos habituales” y un subgrupo de pacientes selectos, lo que puede limitar la generalización.

Conclusión: Los zapatos planos y flexibles no son superiores a los zapatos de apoyo estable. Contrariamente a nuestra hipótesis, los zapatos con soporte estable mejoran el dolor de rodilla al caminar más que los zapatos planos flexibles.

Fuente de financiación principal: National Health and Medical Research Council.