Efectividad del aborto autogestionado con medicamentos con apoyo de acompañamiento en Argentina y Nigeria

Efectividad del aborto autogestionado con medicamentos con apoyo de acompañamiento en Argentina y Nigeria

Evaluación de la no inferioridad de la efectividad del aborto con medicación autogestionada, medida en el estudio SAFE entre 779 participantes con embarazos <9 semanas de gestación, en comparación con la efectividad del aborto con medicación administrada por un médico, medida en ensayos clínicos históricos entre 1463 participantes con embarazos <9 semanas de gestación. SAFE=studying accompaniment feasibility and effectiveness.

Este estudio de cohorte prospectivo muestra que el aborto con medicamentos autogestionado con acompañamiento a distancia es altamente efectivo y, para aquellas con embarazos de menos de 9 semanas de gestación, no es inferior a la efectividad del aborto con medicamentos administrado por un médico en un centro clínico.

 

The Lancet Global Health, 18/11/2021Effectiveness of self-managed medication abortion with accompaniment support in Argentina and Nigeria (SAFE): a prospective, observational cohort study and non-inferiority analysis with historical controls”.

Fondo: Los ensayos clínicos han establecido la alta eficacia y seguridad del aborto con medicamentos en entornos clínicos. Sin embargo, las barreras para la atención del aborto clínico han desplazado la mayoría del uso de abortos con medicamentos a entornos fuera de la clínica, especialmente en el contexto de la pandemia de COVID-19. Dado este cambio, nuestro objetivo fue estimar la efectividad del aborto con medicamentos autogestionado (aborto con medicamentos sin apoyo clínico) y compararlo con la efectividad del aborto con medicamentos administrado por un médico.

Métodos: Para este estudio de cohorte prospectivo y observacional, reclutamos personas que llamaron de dos grupos de acompañamiento de aborto seguro en Argentina y Nigeria que solicitaron información sobre el aborto autogestionado con medicamentos. Antes de usar uno de los dos regímenes de medicación (misoprostol solo o en combinación con mifepristona), los participantes completaron una encuesta de referencia y luego dos encuestas telefónicas de seguimiento 1 semana y 3 semanas después de tomar las píldoras. El resultado primario fue la proporción de participantes que informaron un aborto completo sin intervención quirúrgica. Las restricciones legales impidieron la inscripción de un grupo de control clínico concurrente; por lo tanto, un análisis de no inferioridad comparó la finalización del aborto entre aquellas en nuestra cohorte de abortos con medicación autogestionada con la finalización del aborto informada en ensayos clínicos históricos utilizando los mismos regímenes de medicación, restringidos a participantes con embarazos de menos de 9 semanas de gestación. Este estudio se registró con ISCRTN, ISRCTN95769543.

Resultados: Entre el 31 de julio de 2019 y el 27 de abril de 2020, inscribimos a 1.051 participantes. Analizamos los resultados del aborto para 961 participantes, con 47 participantes adicionales alcanzadas después del período de estudio. La mayoría de los embarazos duraron menos de 12 semanas. Las participantes en el seguimiento autogestionaron sus abortos usando misoprostol solo (593 participantes) o el régimen combinado de misoprostol más mifepristona (356 participantes). En el último seguimiento, 586 (99%) usuarias de misoprostol solo y 334 (94%) usuarias de régimen combinado tuvieron un aborto completo sin intervención quirúrgica. Para aquellas con embarazos de menos de 9 semanas de gestación, ambos regímenes no fueron inferiores a la efectividad del aborto con medicamentos en entornos clínicos

Interpretación: Los hallazgos de este estudio de cohorte prospectivo muestran que el aborto con medicamentos autogestionado con apoyo grupal de acompañamiento es altamente efectivo y, para aquellas con embarazos de menos de 9 semanas de gestación, no es inferior a la efectividad del aborto con medicamentos administrado por un médico en un centro clínico. Estos hallazgos apoyan el uso de modelos autogestionados a distancia de atención del aborto temprano, así como la telemedicina, como se está considerando en varios países debido a la pandemia de COVID-19.

Fondos: David y Lucile Packard Foundation.