Anticuerpos patológicos contra el factor plaquetario 4 tras la vacunación con AstraZeneca

Anticuerpos patológicos contra el factor plaquetario 4 tras la vacunación con AstraZeneca

Algoritmo sugerido para pruebas y tratamiento de pacientes que presentan trombosis y trombocitopenia de 5 a 30 días después de la vacunación.

Después de la administración de la vacuna AstraZeneca (ChAdOx1 nCoV-19) puede suceder un síndrome poco frecuente dependiente de PF4, no relacionado con el uso de terapia con heparina. Es importante su rápida identificación por las implicaciones terapéuticas: evitar el tratamiento con transfusiones de plaquetas y considerar la rápida administración de un agente anticoagulante no heparínico e inmunoglobulina intravenosa.

 

N Engl J Med, 10/06/2021 “Pathologic Antibodies to Platelet Factor 4 after ChAdOx1 nCoV-19 Vaccination“.

ANTECEDENTES: El pilar del control de la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (Covid-19) es la vacunación contra el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2). En un año, se han desarrollado varias vacunas y se han administrado millones de dosis. La notificación de eventos adversos es una actividad de poscomercialización crítica.

MÉTODOS: Divulgamos hallazgos en 23 pacientes que presentaron trombosis y trombocitopenia 6 a 24 días después de recibir la primera dosis de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AstraZeneca). Sobre la base de sus características clínicas y de laboratorio, identificamos un mecanismo subyacente novedoso y abordamos las implicaciones terapéuticas.

RESULTADOS: En ausencia de condiciones médicas protrombóticas previas, 22 pacientes presentaron trombocitopenia aguda y trombosis, principalmente trombosis venosa cerebral, y 1 paciente presentó trombocitopenia aislada y un fenotipo hemorrágico. Todos los pacientes tenían niveles de fibrinógeno bajos o normales y niveles elevados de dímero D en el momento de la presentación. No se identificó evidencia de trombofilia o precipitantes causales. Las pruebas de anticuerpos al factor plaquetario 4 (PF4) fueron positivas en 22 pacientes (con 1 resultado equívoco) y negativas en 1 paciente. En base a las características fisiopatológicas observadas en estos pacientes, recomendamos que se evite el tratamiento con transfusiones de plaquetas debido al riesgo de progresión de los síntomas trombóticos y que se considere la administración de un agente anticoagulante no heparínico e inmunoglobulina intravenosa para la primera aparición de estos síntomas.

CONCLUSIONES: La vacunación contra el SARS-CoV-2 sigue siendo fundamental para el control de la pandemia Covid-19. Después de la administración de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 puede suceder un síndrome patógeno dependiente de PF4, no relacionado con el uso de terapia con heparina. Es importante la identificación rápida de este síndrome poco frecuente debido a las implicaciones terapéuticas.