Utilidad de los inhibidores de la ECA y estatinas en adolescentes con diabetes tipo 1

El uso de un inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina y una estatina no modifica la relación de la albúmina y la creatinina a lo largo del tiempo.

New Eng J Med, 02/11/22017“ACE Inhibitors and Statins in Adolescents with Type 1 Diabetes”

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1703518?query=featured_home 

 

Entre los adolescentes con diabetes tipo 1, los aumentos rápidos en la excreción de albúmina durante la pubertad preceden al desarrollo de microalbuminuria y macroalbuminuria, factores de riesgo a largo plazo para la enfermedad renal y cardiovascular. Nuestra hipótesis es que los adolescentes con altos niveles de excreción de albúmina podrían beneficiarse de los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) y las estatinas, medicamentos que no se han evaluado completamente en adolescentes.

Métodos: Detectamos 4.407 adolescentes con diabetes tipo 1 entre las edades de 10 y 16 años e identificamos 1.287 con valores en el tercio superior de lao valores de albúmina y creatinina; 443 fueron asignados aleatoriamente en un ensayo controlado con placebo de un inhibidor de la ECA y una estatina utilizando un diseño factorial de 2 por 2 minimizando las diferencias en las características iniciales, como la edad, el sexo y la duración de la diabetes. El resultado primario para ambas intervenciones fue el cambio en la excreción de albúmina, evaluado según la relación de albúmina y creatinina calculada a partir de tres muestras de orina tomadas cada 6 meses durante 2 a 4 años, y expresada como el área debajo de la curva. Los resultados secundarios clave incluyeron el desarrollo de microalbuminuria, la progresión de la retinopatía, los cambios en la tasa de filtración glomerular, los niveles de lípidos y las medidas de riesgo cardiovascular (grosor de la íntima media carotídea y niveles de proteína C reactiva de alta sensibilidad y dimetilarginina asimétrica).

Resultados: El resultado primario no se vio afectado por el tratamiento con inhibidores de la ECA, el tratamiento con estatinas o la combinación de ambos. El uso de un inhibidor de la ECA se asoció con una menor incidencia de microalbuminuria que el uso de placebo; en el contexto de los resultados negativos para el resultado primario y el plan de análisis estadístico, esta menor incidencia no se consideró significativa (cociente de riesgos instantáneos: 0,57; intervalo de confianza del 95%, 0,35 a 0,94). El uso de estatinas produjo reducciones significativas en los niveles de colesterol total, lipoproteínas de baja densidad y colesterol de lipoproteínas no de alta densidad, en niveles de triglicéridos, y en la proporción de apolipoproteína B y apolipoproteína A1, mientras que ninguno de ellos tuvo efectos significativos sobre el espesor medio de la íntima de la carotídea, otros marcadores cardiovasculares, la tasa de filtración glomerular o la progresión de la retinopatía. La adherencia total al régimen farmacológico fue del 75%, y los eventos adversos graves fueron similares en todos los grupos.

Conclusiones: El uso de un inhibidor de la ECA y una estatina no modificó la relación de la albúmina y la creatinina a lo largo del tiempo. (Financiado por la Juvenile Diabetes Research Foundation y otros).