Utilidad de la imipramina a dosis bajas para la dispepsia funcional refractaria

Utilidad de la imipramina a dosis bajas para la dispepsia funcional refractaria

Debe considerarse una dosis baja de imipramina como posible terapia para los pacientes con dispepsia funcional refractaria tanto a los inhibidores de la bomba de protones como a los procinéticos, aunque se debe advertir a los pacientes sobre el perfil de eventos adversos.

The Lancet Gastroenterology&Hepatology, 22/10/2018Low-dose imipramine for refractory functional dyspepsia: a randomised, double-blind, placebo-controlled trial” 

Las guías recomiendan el uso de neuromoduladores en pacientes con dispepsia funcional que no responden a los inhibidores de la bomba de protones (IBP) y procinéticos; sin embargo, faltan datos de ensayos controlados aleatorios que respalden su uso. El objetivo fue evaluar la seguridad y la eficacia de la imipramina, un antidepresivo tricíclico (ATC), en la dispepsia funcional resistente al tratamiento.

Métodos: En este ensayo controlado aleatorizado, de centro único, doble ciego, reclutamos pacientes consecutivos con dispepsia funcional Rome II de 18 a 80 años de edad. Los pacientes elegibles fueron negativos para Helicobacter pylori, tuvieron una endoscopia gastrointestinal superior normal y ecografía abdominal, y permanecieron sintomáticos después de un tratamiento abierto con 8 semanas de esomeprazol y 4 semanas de domperidona. Los pacientes completaron cuestionarios que evaluaban los síntomas de dispepsia, estado de ánimo e insomnio, y luego se asignaron al azar (1: 1) mediante una lista generada por computadora de números aleatorios a recibir imipramina (a una dosis de 25 mg una vez por noche durante las primeras 2 semanas, y luego 50 mg a partir de entonces) o placebo durante 12 semanas. El criterio de valoración principal fue el alivio general satisfactorio de los síntomas de dispepsia global a las 12 semanas, mediante una evaluación informada por el paciente en la población por intención de tratar. Este ensayo está registrado en ClinicalTrials.gov, número NCT00164775, y está completo.

Recomendaciones: Entre el 11 de septiembre de 2005 y el 20 de agosto de 2010, 107 pacientes con dispepsia funcional resistente al tratamiento fueron asignados al azar a recibir imipramina (n = 55) o placebo (n = 52). Se produjo el alivio de los síntomas de dispepsia global a las 12 semanas en 35 (63.6%, 95% CI 50.4–75.1) de 55 pacientes que tomaron imipramina en comparación con 19 (36.5%, 95% CI 24.8–50.1) de 52 con placebo (p = 0.0051). Diez (18%) pacientes que tomaron imipramina suspendieron el estudio debido a eventos adversos (3 sequedad de boca, 2 estreñimiento, 2 somnolencia y 1 por insomnio, palpitaciones y visión borrosa), en comparación con cuatro (8%) con el placebo (1 boca seca y estreñimiento, y 1 palpitaciones, 1 empeoramiento del reflujo gastroesofágico y 1 parestesia de las extremidades). No hubo eventos adversos graves.

Interpretación: Debe considerarse la dosis baja de imipramina como posible terapia para los pacientes con dispepsia funcional refractaria tanto a los inhibidores de la bomba de protones como a los procinéticos, aunque se debe advertir a los pacientes sobre el perfil de eventos adversos.

Financiación: Ninguna.