Una mejor calidad de dieta se relaciona con mayor volumen de tejido cerebral. Estudio Rotterdam

Una mejor calidad de dieta se relaciona con mayor volumen de tejido cerebral. Estudio Rotterdam

La calidad de dieta se relaciona con un mayor volumen cerebral, volumen de materia gris, volumen de materia blanca y volumen hipocampal. La calidad de la dieta no se asocia con las lesiones de la materia blanca, lagunas o microhemorragias. El alto consumo de verduras, frutas, granos enteros, nueces, productos lácteos y pescado, y la baja ingesta de bebidas que contienen azúcar se asocian con los mayores volúmenes cerebrales.

Neurology, 16/05/2018“Better diet quality relates to larger brain tissue volumes. The Rotterdam Study”

http://n.neurology.org/content/early/2018/05/16/WNL.0000000000005691 

 

Objetivo: Investigar la relación de la calidad de la dieta con los volúmenes del tejido cerebral estructural y las lesiones vasculares focales en una población libre de demencia.

Métodos: A partir del estudio Rotterdam basado en la población, 4.447 participantes se sometieron a la evaluación de su dieta y resonancia magnética cerebral entre 2005 y 2015. Se excluyeron los participantes con una ingesta de energía inverosímil, demencia prevalente, o infartos corticales, dejando a 4.213 participantes para el análisis actual. Se calculó una puntuación de calidad de dieta (0-14) que refleja el cumplimiento de las pautas alimentarias holandesas. La resonancia magnética cerebral se realizó para obtener información sobre volúmenes de tejido cerebral, volumen de lesiones de la materia blanca, lagunas y microhemorragias cerebrales. Las asociaciones de la puntuación de calidad de dieta y grupos de alimentos separados con estructuras cerebrales se evaluaron mediante regresión lineal y logística multivariable.

Resultados: Encontramos que una mejor calidad de dieta se relaciona con un mayor volumen cerebral, volumen de materia gris, volumen de materia blanca y volumen hipocampal. La calidad de la dieta no se asoció con el volumen de lesiones de materia blanca, lagunas o microhemorragias. El alto consumo de verduras, frutas, granos enteros, nueces, productos lácteos y pescado, y la baja ingesta de bebidas que contienen azúcar se asociaron con los mayores volúmenes cerebrales.

Conclusiones: Una mejor calidad de dieta se asocia con mayores volúmenes de tejido cerebral. Estos resultados sugieren que el efecto de la nutrición en la neurodegeneración puede actuar a través de la estructura del cerebro. Se necesita más investigación, en particular de investigación longitudinal, para desentrañar los efectos directos versus indirectos entre la calidad de la dieta y la salud del cerebro.