trenamiento cognitivo computarizado para mantener la función cognitiva en personas cognitivamente sanas en la edad avanzada

trenamiento cognitivo computarizado para mantener la función cognitiva en personas cognitivamente sanas en la edad avanzada

Encontramos poca evidencia para sugerir que 12 o más semanas de entrenamiento cognitivo computarizado mejoren la cognición en adultos mayores sanos. Sin embargo, nuestra confianza limitada en los resultados refleja la calidad general de la evidencia. La inconsistencia entre los ensayos fue una limitación importante. En cinco de los ocho ensayos, la duración de la intervención fue de solo tres meses. Queda por explorar la posibilidad de que períodos más largos de entrenamiento puedan ser beneficiosos.

Revisión Cochrane, 13/03/2019Computerised cognitive training for maintaining cognitive function in cognitively healthy people in late life

El aumento de la edad se asocia con un deterioro natural de la función cognitiva y también es el mayor factor de riesgo para la demencia. El deterioro cognitivo y la demencia son amenazas importantes para la independencia y la calidad de vida en los adultos mayores. Por lo tanto, la identificación de las intervenciones que ayuden a mantener la función cognitiva en adultos mayores o a reducir el riesgo de demencia es una prioridad de investigación. El entrenamiento cognitivo utiliza la práctica repetida en ejercicios estandarizados dirigidos a uno o más dominios cognitivos y está destinado a mantener una función cognitiva óptima. Esta revisión examina el efecto de las intervenciones de entrenamiento cognitivo computarizadas que duran al menos 12 semanas en la función cognitiva de adultos sanos de 65 años o más.

Objetivos. Evaluar los efectos de las intervenciones de entrenamiento cognitivo computarizadas que duren al menos 12 semanas para el mantenimiento o la mejora de la función cognitiva en personas cognitivamente sanas en la edad avanzada.

Métodos de búsqueda: Buscamos hasta el 31 de marzo de 2018 en ALOIS (www.medicine.ox.ac.uk/alois) y realizamos búsquedas adicionales de MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL, ClinicalTrials.gov y el Portal de la OMS / ICTRP (www.apps. who.int/trialsearch) para garantizar que la búsqueda fuera lo más completa y actualizada posible, para identificar ensayos publicados, no publicados y en curso.

Criterios de selección: Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasi ECA, publicados o no publicados, informados en cualquier idioma. Los participantes fueron personas cognitivamente sanas, y al menos el 80% de la población del estudio tenía que ser mayor de 65 años. Las intervenciones experimentales se adhirieron a los siguientes criterios: la intervención fue cualquier forma de intervención cognitiva computarizada interactiva (incluidos ejercicios de computadora, juegos de computadora, dispositivos móviles, consola de juegos y realidad virtual) que involucró la práctica repetida en ejercicios estandarizados de dominios cognitivos específicos para el propósito de mejorar la función cognitiva; la duración de la intervención fue de al menos 12 semanas; se midieron los resultados cognitivos; y las intervenciones de entrenamiento cognitivo se compararon con las intervenciones de control activo o inactivo.

Recogida y análisis de datos: Se realizó un análisis preliminar de los resultados de búsqueda utilizando un método de “crowdsourcing” para identificar ECA. Al menos dos revisores que trabajaron de forma independiente evaluaron las citas restantes según los criterios de inclusión. Al menos dos revisores también extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron el riesgo de sesgo de los ECA incluidos. Cuando fue apropiado, sintetizamos datos en metanálisis de efectos aleatorios, comparando el entrenamiento cognitivo computarizado (CCT) por separado con controles activos e inactivos. Expresamos los efectos del tratamiento como diferencias de medias estandarizadas (DME) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Utilizamos los métodos GRADE para describir la calidad general de la evidencia para cada resultado.

Resultados principales: Se identificaron ocho ECA con un total de 1.183 participantes. Los investigadores proporcionaron intervenciones durante 12 a 26 semanas; en cinco ensayos, la duración de la intervención fue de 12 o 13 semanas. Los estudios incluidos tuvieron un riesgo moderado de sesgo. Los autores de la revisión notaron una gran inconsistencia entre los resultados de los ensayos. La calidad general de la evidencia fue baja o muy baja para todos los resultados.

Primero comparamos el CCT con intervenciones de control activo, como ver videos educativos. Debido a la muy baja calidad de la evidencia, no pudimos determinar ningún efecto del CCT en nuestro resultado primario de la función cognitiva global o en los resultados secundarios de la memoria episódica, la velocidad de procesamiento, la función ejecutiva y la memoria de trabajo.

También comparamos el CCT versus control inactivo (sin intervenciones). Los DME negativos favorecen el CCT sobre el control. No encontramos estudios sobre nuestro resultado primario de la función cognitiva global. En términos de nuestros resultados secundarios, los resultados de los ensayos sugieren una leve mejoría en la memoria episódica (diferencia de medias (DM) ‐0,90, 95% intervalo de confianza (IC) ‐1,73 a ‐0,07; 150 participantes; 1 estudio; pruebas de baja calidad) y sin efecto sobre la función ejecutiva (DME ‐0.08, IC 95% ‐0.31 a 0.15; 292 participantes; 2 estudios; evidencia de baja calidad), memoria de trabajo (DM ‐0.08, IC 95% ‐0.43 a 0.27; 60 participantes; 1 estudio; evidencia de baja calidad) o fluidez verbal (DM ‐0.11, IC del 95% −1.58 a 1.36; 150 participantes; 1 estudio; evidencia de baja calidad). No pudimos determinar ningún efecto sobre la velocidad de procesamiento en los puntos finales del ensayo porque la evidencia era de muy baja calidad.

No se encontraron pruebas sobre la calidad de vida, las actividades de la vida diaria ni los efectos adversos en ninguna de las comparaciones.

Conclusiones de los autores: Encontramos poca evidencia en los estudios incluidos para sugerir que 12 o más semanas de entrenamiento cognitivo computarizado mejoren la cognición en adultos mayores sanos. Sin embargo, nuestra confianza limitada en los resultados refleja la calidad general de la evidencia. La inconsistencia entre los ensayos fue una limitación importante. En cinco de los ocho ensayos, la duración de la intervención fue de solo tres meses. Queda por explorar la posibilidad de que períodos más largos de entrenamiento puedan ser beneficiosos.