Trayectorias de presión arterial en los 20 años anteriores a la muerte

Trayectorias de presión arterial en los 20 años anteriores a la muerte

La presión arterial sistólica promedio y la presión arterial diastólica disminuyen durante más de una década antes de la muerte en los pacientes que fallecen a los 60 años o más. Estas disminuciones de la presión arterial no son simplemente atribuibles a la edad, el tratamiento de la hipertensión o una mejor supervivencia sin hipertensión.

JAMA Intern Med, 04/12/2017“Blood Pressure Trajectories in the 20 Years Before Death”

https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/article-abstract/2663758 

 

Existe una evidencia mixta de que la presión arterial (PA) se estabiliza o disminuye en los últimos años de la vida. Tampoco está claro si las trayectorias de la PA reflejan la edad avanzada, la proximidad al final de la vida o la supervivencia selectiva de personas sin hipertensión.

Objetivo: Estimar la presión arterial individual del paciente para cada uno de los 20 años anteriores a la muerte e identificar posibles mecanismos que puedan explicar las trayectorias.

Diseño, estudio y participantes: Se analizó la base de datos poblacionales del Clinical Practice Research Datalink de atención primaria y los registros médicos electrónicos de hospitalización vinculados del Reino Unido, utilizando enfoques de cohortes retrospectivas con modelos de efectos mixtos lineales generalizados. Los participantes fueron todos individuos disponibles con medidas de PA durante 20 años, lo que sumó 46.634 participantes que murieron al menos con 60 años, de 2010 a 2014. También comparamos las pendientes de PA de 10 a 3 años antes de la muerte para 20.207 participantes que murieron, con 20.207 participantes del mismo año de nacimiento y del sexo que sobrevivieron más de 9 años.

Principales medidas y resultados: Se registraron clínicamente la PA sistólica (PAS) y la PA diastólica (PAD) repetidamente.

Resultados: En 46.634 participantes (51,7% mujeres, media [DE] edad al morir, 82,4 [9,0] años), las PAS y las PAD alcanzaron su punto máximo de 18 a 14 años antes de la muerte y luego disminuyeron progresivamente. Los cambios medios en la PAS desde los valores máximos variaron desde los -8.5 mm Hg (IC 95%, -9.4 a -7.7) para aquellos que murieron de 60 a 69 años, a los -22.0 mm Hg (IC 95%, -22.6 a -21.4) para aquellos que murieron a los 90 años o más; en general, el 64.0% de los individuos tuvieron cambios de PAS superiores a -10 mm Hg. Las disminuciones en la PA fueron lineales de 10 a 3 años antes de la muerte, con disminuciones más pronunciadas en los últimos 2 años de vida. Se observaron disminuciones en la PAS de 10 a 3 años antes de la muerte en individuos no tratados con medicamentos antihipertensivos, pero los cambios anuales medios fueron más pronunciados en pacientes con hipertensión (-1.58; IC del 95%: -1.56 a -1.60 mm Hg frente a -0.70; 95 % IC, -0.65 a -0.76 mm Hg), con demencia (-1.81; IC del 95%, -1.71 a -1.87 mm Hg frente a -1.41; IC del 95%, -1.38 a -1.43 mm Hg), con insuficiencia cardíaca (-1.66 ; IC del 95%, -1.62 a -1.69 mm Hg frente a -1.37; IC del 95%, -1.34 a -1.39 mm Hg) y pérdida de peso tardía.

Conclusiones y relevancia: La presión arterial sistólica promedio y la presión arterial diastólica disminuyeron durante más de una década antes de la muerte en los pacientes que fallecieron a los 60 años o más. Estas disminuciones de la presión arterial no son simplemente atribuibles a la edad, el tratamiento de la hipertensión o una mejor supervivencia sin hipertensión. Las disminuciones de la presión arterial de los últimos años de vida pueden tener implicaciones para la estimación del riesgo, al monitorización del tratamiento y el diseño de los ensayos.