Tratamiento del Helicobacter pylori para la prevención del cáncer gástrico metacrónico

Tratamiento del Helicobacter pylori para la prevención del cáncer gástrico metacrónico

003920

Los pacientes con cáncer gástrico precoz que recibieron tratamiento para el Helicobacter pylori tuvieron tasas más bajas de cáncer gástrico metacrónico y una mayor mejora desde el inicio en el grado de atrofia del cuerpo gástrico que los pacientes que recibieron placebo.

N Engl J Med, 22/03/2018Helicobacter pylori Therapy for the Prevention of Metachronous Gastric Cancer”

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1708423?query=featured_home 

 

Los pacientes con cánceres gástricos precoces que se limitan a la mucosa o a la submucosa gástrica generalmente tienen una pérdida avanzada de tejido glandular de la mucosa (atrofia glandular) y tienen un alto riesgo de desarrollo posterior (metacrónico) de un nuevo cáncer gástrico. Actualmente siguen sin estar claros los efectos a largo plazo del tratamiento para erradicar el Helicobacter pylori sobre la mejoría histológica y la prevención del cáncer gástrico metacrónico.

Métodos: En este ensayo prospectivo, doble ciego, controlado con placebo, aleatorizado, asignamos 470 pacientes que habían sido sometidos a resección endoscópica de cáncer gástrico temprano o adenoma de alto grado a recibir tratamiento de erradicación del H. pylori con antibióticos o placebo. Dos resultados primarios fueron la incidencia de cáncer gástrico metacrónico detectado en la endoscopia realizada en el seguimiento de 1 año o más tarde, y una mejoría desde el inicio en el grado de atrofia glandular en la curvatura menor del cuerpo gástrico en el seguimiento a los 3 años.

Resultados: Un total de 396 pacientes se incluyeron en la población de análisis por intención de tratar modificada (194 en el grupo de tratamiento y 202 en el grupo de placebo). Durante una mediana de seguimiento de 5,9 años, el cáncer gástrico metacrónico se desarrolló en 14 pacientes (7,2%) en el grupo de tratamiento y en 27 pacientes (13,4%) en el grupo placebo (cociente de riesgo en el grupo de tratamiento, 0,50; intervalo de confianza del 95%, 0,26 a 0,94; P = 0,03). Entre los 327 pacientes en el subgrupo que se sometieron a análisis histológico, se observó una mejoría desde el inicio en el grado de atrofia en la curvatura menor del cuerpo gástrico en el 48,4% de los pacientes en el grupo de tratamiento y en el 15,0% de los del grupo placebo (P < 0,001). No hubo eventos adversos serios; los eventos adversos leves fueron más comunes en el grupo de tratamiento (42,0% vs. 10,2%, P <0,001).

Conclusiones: Los pacientes con cáncer gástrico precoz que recibieron tratamiento para el Helicobacter pylori tuvieron tasas más bajas de cáncer gástrico metacrónico y una mayor mejora desde el inicio en el grado de atrofia del cuerpo gástrico que los pacientes que recibieron placebo. (Financiado por el National Cancer Center, South Korea).