Beneficios y daños del tratamiento antihipertensivo en pacientes de bajo riesgo con hipertensión leve (menos de 159/99 mmHg)

Beneficios y daños del tratamiento antihipertensivo en pacientes de bajo riesgo con hipertensión leve (menos de 159/99 mmHg)

Gráficas de riesgos acumulativos que comparan el riesgo de mortalidad y las enfermedades cardiovasculares con la exposición al tratamiento

Este análisis no encuentra pruebas que respalden las recomendaciones de las guías que fomentan el inicio del tratamiento en pacientes de bajo riesgo con hipertensión leve. Hay evidencia de un mayor riesgo de eventos adversos, lo que sugiere que los médicos deben tener cuidado al seguir las pautas que generalizan los hallazgos de los ensayos realizados en individuos de alto riesgo a aquellos con menor riesgo.

JAMA Intern Med, 28/10/2018Benefits and Harms of Antihypertensive Treatment in Low-Risk Patients With Mild Hypertension

 

La evidencia para respaldar el inicio del tratamiento farmacológico en pacientes de bajo riesgo con hipertensión leve no es concluyente, con ensayos previos con poca potencia para demostrar el beneficio. Las guías clínicas son contradictorias en todo el mundo.

Objetivo: Examinar si el tratamiento antihipertensivo se asocia con un bajo riesgo de mortalidad y enfermedad cardiovascular (ECV) en pacientes de bajo riesgo con hipertensión leve.

Diseño, entorno y participantes: En este estudio de cohorte longitudinal, se extrajeron los datos del Clinical Practice Research Datalink, desde el 1 de enero de 1998 hasta el 30 de septiembre de 2015, de pacientes de 18 a 74 años con hipertensión leve (presión arterial no tratada de 140 / 90-159 / 99 mm Hg) y ningún tratamiento previo. Se excluyó a cualquier persona con un historial de ECV o factores de riesgo de ECV. Los pacientes salieron de la cohorte si los registros de seguimiento no estaban disponibles o si experimentaban un resultado de interés.

Exposiciones: Prescripción de medicación antihipertensiva. Las puntuaciones de tendencia a la probabilidad de tratamiento se construyeron utilizando un modelo de regresión logística. Las personas tratadas dentro de los 12 meses posteriores al diagnóstico se compararon con pacientes no tratados por puntuación de tendencia utilizando el método del vecino más cercano.

Principales resultados y medidas: Las tasas de mortalidad, ECV y eventos adversos entre los pacientes que recibieron tratamiento antihipertensivo al inicio del estudio, en comparación con los que no recibieron dicho tratamiento, utilizando la regresión de riesgos proporcionales de Cox.

Resultados: Un total de 19.143 pacientes tratados (edad media [DE], 54,7 [11,8] años; 10.705 [55,9%] mujeres; 10.629 [55,5%] blancos) fueron asignados a 19.143 pacientes no tratados similares (media [DE] edad, 54.9 [12.2] años; 10.631 [55.5%] mujeres; 10.654 [55.7%] blancos). Durante un período de seguimiento medio de 5,8 años (rango intercuartil, 2,6-9,0 años), no se encontró evidencia de asociación entre el tratamiento antihipertensivo y la mortalidad (cociente de riesgo [HR], 1,02; IC del 95%, 0,88-1,17) o entre el tratamiento antihipertensivo y la ECV (HR, 1,09; IC 95%, 0,95-1,25). El tratamiento se asoció con un mayor riesgo de eventos adversos, incluida la hipotensión (HR, 1.69; IC 95%, 1.30-2.20; número necesario para dañar a los 10 años [NNH10], 41), síncope (HR, 1.28; IC 95%, 1.10-1.50; NNH10, 35), anomalías electrolíticas (HR, 1.72; 95% CI, 1.12-2.65; NNH10, 111) y lesión renal aguda (HR, 1.37; 95% CI, 1.00-1.88; NNH10, 91) .

Conclusiones y relevancia: Este análisis preespecificado no encontró pruebas que respalden las recomendaciones de las guías que fomentan el inicio del tratamiento en pacientes de bajo riesgo con hipertensión leve. Hubo evidencia de un mayor riesgo de eventos adversos, lo que sugiere que los médicos deben tener cuidado al seguir las pautas que generalizan los hallazgos de los ensayos realizados en individuos de alto riesgo a aquellos con menor riesgo.