Tipo de rehabilitación para mejorar los resultados tras la prótesis de rodilla

Tipo de rehabilitación para mejorar los resultados tras la prótesis de rodilla

En pacientes con riesgo de malos resultados, la rehabilitación ambulatoria dirigida por un terapeuta no es superior a una única revisión del fisioterapeuta y pauta de ejercicios domiciliarios tras la artroplastia total de rodilla.

 

The BMJ, 13/10/2020 “Targeting rehabilitation to improve outcomes after total knee arthroplasty in patients at risk of poor outcomes: randomised controlled trial”.

Objetivo: Evaluar si un tratamiento progresivo de fisioterapia ambulatoria ofrece resultados superiores a una única revisión de fisioterapia y una intervención basada en ejercicios domiciliarios cuando se dirige a pacientes con un pronóstico precario de resultado después de una artroplastia total de rodilla.

Diseño: Ensayo controlado aleatorio de grupos paralelos.

Entorno: 13 centros de atención secundaria y terciaria en el Reino Unido que ofrecen fisioterapia posoperatoria.

Participantes: 334 participantes con osteoartritis de rodilla que se definieron en el riesgo de un resultado desfavorable después de la artroplastia total de rodilla, según la puntuación de rodilla de Oxford, a las seis semanas del posoperatorio. 163 fueron asignados a rehabilitación ambulatoria dirigida por un terapeuta y 171 a un protocolo basado en ejercicios en el hogar.

Intervenciones: Todos los participantes fueron revisados por un fisioterapeuta y comenzaron 18 sesiones de rehabilitación durante seis semanas, bien como rehabilitación ambulatoria dirigida por un terapeuta (protocolo de rehabilitación funcional progresiva orientada a objetivos, modificado semanalmente en sesiones de contacto personal) o como revisión de fisioterapia seguida de un régimen basado en ejercicios en el hogar (sin intervención de un fisioterapeuta).

Medidas de resultado principales: El resultado primario fue la puntuación de rodilla de Oxford a las 52 semanas, con una diferencia de 4 puntos entre los grupos considerados clínicamente significativos. Los resultados secundarios incluyeron medidas de resultado adicionales informadas por el paciente sobre el dolor y la función a las 14, 26 y 52 semanas después de la cirugía.

Resultados: Se aleatorizaron 334 pacientes. Ocho se perdieron durante el seguimiento. El cumplimiento de la intervención fue superior al 85%. La diferencia entre los grupos en la puntuación de rodilla de Oxford a las 52 semanas fue de 1,91 (intervalo de confianza del 95%: -0,18 a 3,99) puntos, favoreciendo al grupo de rehabilitación ambulatoria (P = 0,07). Cuando se analizaron todos los datos de puntos de tiempo, la diferencia entre los grupos en la puntuación de rodilla de Oxford fue de 2,25 puntos no clínicamente significativos (0,61 a 3,90, P = 0,01). No se encontraron diferencias entre los grupos para los resultados secundarios de dolor promedio (0,25 puntos, −0,78 a 0,28, P = 0,36) o el peor dolor (0,22 puntos, −0,71 a 0,41, P = 0,50) a las 52 semanas o puntos temporales anteriores, o de satisfacción con el resultado (razón de posibilidades 1,07; intervalo de confianza del 95%: 0,71 a 1,62; p = 0,75) o función posterior a la intervención (4,64 segundos; intervalo de confianza del 95%: −14,25 a 4,96; p = 0,34).

Conclusiones: La rehabilitación ambulatoria dirigida por un terapeuta es superior a una única revisión del fisioterapeuta y al régimen basado en ejercicios domiciliarios en pacientes con riesgo de malos resultados después de la artroplastia total de rodilla. No se observaron diferencias clínicamente relevantes entre las medidas de resultado primarias o secundarias.