¿Tiene eficacia la trombectomía 6 a 24 horas después del accidente cerebrovascular con una pérdida de coincidencia entre el déficit y el infarto?

¿Tiene eficacia la trombectomía 6 a 24 horas después del accidente cerebrovascular con una pérdida de coincidencia entre el déficit y el infarto?

Entre los pacientes con accidente cerebrovascular agudo que se sabía que estaban bien 6 a 24 horas antes, y tenían un desajuste entre el déficit clínico y el infarto, los resultados de la discapacidad a los 90 días fueron mejores con la trombectomía además de la atención estándar que con la atención estándar sola.

N Engl J Med, 18/11/2017“Thrombectomy 6 to 24 Hours after Stroke with a Mismatch between Deficit and Infarct”

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1706442 

 

El efecto de la trombectomía endovascular que se realiza más de 6 horas después del inicio del accidente cerebrovascular isquémico es incierto. Los pacientes con un déficit clínico desproporcionadamente severo en relación con el volumen del infarto pueden beneficiarse de la trombectomía tardía.

Métodos: Se incluyeron pacientes con oclusión de la arteria carótida interna intracraneal o la arteria cerebral media proximal que se sabía que estaban bien 6 a 24 horas antes, y que tenían un desajuste entre la gravedad del déficit clínico y el volumen del infarto, con criterios de desajuste definidos según la edad (<80 años o ≥80 años). Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a la trombectomía más la atención estándar (el grupo de trombectomía) o solo a la atención estándar (el grupo de control). Los puntos finales coprimarios fueron la puntuación promedio de discapacidad en la escala de Rankin modificada ponderada por utilidad (que oscila entre 0 [muerte] y 10 [sin síntomas o discapacidad]) y la tasa de independencia funcional (una puntuación de 0, 1 o 2 en la escala de Rankin modificada, que oscila entre 0 y 6, con puntuaciones más altas que indican discapacidad más severa) a los 90 días.

Resultados: Se inscribieron un total de 206 pacientes; 107 fueron asignados al grupo de trombectomía y 99 al grupo de control. A los 31 meses, la inscripción en el ensayo se detuvo debido a los resultados de un análisis intermedio previamente especificado. La puntuación media en la escala de Rankin modificada ponderada por los servicios a los 90 días fue de 5,5 en el grupo de trombectomía en comparación con 3,4 en el grupo de control (diferencia ajustada [análisis bayesiano], 2,0 puntos; intervalo fiable del 95%, 1,1 a 3,0; probabilidad posterior de superioridad, >0,999), siendo la tasa de independencia funcional a los 90 días del 49% en el grupo de trombectomía en comparación con el 13% en el grupo control (diferencia ajustada, 33 puntos porcentuales, intervalo fiable del 95%, 24 a 44; probabilidad de superioridad, >0,999). La tasa de hemorragia intracraneal sintomática no difirió significativamente entre los dos grupos (6% en el grupo de trombectomía y 3% en el grupo control, P = 0,50), ni tampoco la mortalidad a los 90 días (19% y 18%, respectivamente; = 1.00).

Conclusiones: Entre los pacientes con accidente cerebrovascular agudo que se sabía que estaban bien 6 a 24 horas antes, y tenían un desajuste entre el déficit clínico y el infarto, los resultados de la discapacidad a los 90 días fueron mejores con la trombectomía además de la atención estándar que con la atención estándar sola. (Financiado por Stryker Neurovascular).