Tendencias mundiales en la actividad física insuficiente de 2001 a 2016

Tendencias mundiales en la actividad física insuficiente de 2001 a 2016

Prevalencia nacional de actividad física insuficiente en mujeres en 2016

Si las tendencias actuales continúan, no se cumplirá el objetivo de actividad física global para 2025 (una reducción relativa del 10% en la actividad física insuficiente). Deben priorizarse y ampliarse de manera urgente las políticas para aumentar los niveles de la actividad física en la población.

The Lancet Global Health, 04/09/2018“Worldwide trends in insufficient physical activity from 2001 to 2016: a pooled analysis of 358 population-based surveys with 1·9 million participants”

https://www.thelancet.com/journals/langlo/article/PIIS2214-109X(18)30357-7/fulltext

 

La actividad física insuficiente es un factor de riesgo principal para las enfermedades no transmisibles y tiene un efecto negativo en la salud mental y la calidad de vida. Describimos los niveles de actividad física insuficiente en los países y estimamos las tendencias mundiales y regionales.

Métodos: Agrupamos datos de encuestas poblacionales que informaron la prevalencia de actividad física insuficiente, que incluyó actividad física en el trabajo, en el hogar, para el transporte y durante el tiempo libre (es decir, no hacer al menos 150 minutos de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física de intensidad vigorosa por semana, o cualquier combinación equivalente de las dos). Utilizamos modelos de regresión para ajustar los datos de la encuesta a una definición estándar y grupos de edad. Estimamos las tendencias de tiempo usando modelos de efectos mixtos multinivel.

Resultados: Incluimos datos de 358 encuestas en 168 países, incluidos 1,9 millones de participantes. La prevalencia mundial estandarizada por edad de la actividad física insuficiente fue del 27,5% (intervalo de incertidumbre del 95%: 25,0-32,2) en 2016, con una diferencia entre sexos de más de 8 puntos porcentuales (23.4%, 21.1-30.7, en hombres frente al 31.7%, 28.6-39.0, en mujeres). Entre 2001 y 2016, los niveles de actividad insuficiente se mantuvieron estables (28.5%, 23.9-33.9, en 2001; el cambio no fue significativo). Los niveles más altos en 2016, fueron en mujeres de América Latina y el Caribe (43.7%, 42.9-46.5), Asia del Sur (43.0%, 29.6-74.9), y en altos ingresos en los países occidentales (42.3%, 39.1-45.4), mientras que los niveles más bajos en los hombres fueron en Oceanía (12.3%, 11.2-17.7), este y sudeste de Asia (17.6 %, 15.7-23.9), y África subsahariana (17.9%, 15.1-20.5). La prevalencia en 2016 fue más del doble en los países de altos ingresos (36.8%, 35.0-38.0) que en los países de bajos ingresos (16.2%, 14.2-17.9), y la actividad insuficiente ha aumentado en los países de altos ingresos a lo largo del tiempo (31.6%, 27.1-37.2, en 2001).

Interpretación: Si las tendencias actuales continúan, no se cumplirá el objetivo de actividad física global para 2025 (una reducción relativa del 10% en la actividad física insuficiente). Deben priorizarse y ampliarse de manera urgente las políticas para aumentar los niveles de la actividad física en la población.

Fondos: Ninguno.