Síntomas de depresión, ansiedad, insomnio y trastorno de estrés postraumático en poblaciones afectadas por COVID-19

Síntomas de depresión, ansiedad, insomnio y trastorno de estrés postraumático en poblaciones afectadas por COVID-19

Metaanálisis encuentra que las consecuencias para la salud mental a corto plazo del COVID-19 son igualmente altas en los todos los países afectados y géneros. Sin embargo, los informes de insomnio son significativamente más altos entre los trabajadores sanitarios que entre la población general.

 

Psychiatry Research, 01/2021Prevalence of symptoms of depression, anxiety, insomnia, posttraumatic stress disorder, and psychological distress among populations affected by the COVID-19 pandemic: A systematic review and meta-analysis”.

Objetivo: Realizamos una revisión sistemática y un metanálisis para estimar la prevalencia combinada de depresión, ansiedad, insomnio, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y angustia psicológica (EP) relacionada con COVID-19 entre las poblaciones afectadas.

Métodos: Se realizaron búsquedas de artículos en Medline, Embase, APA PsycInfo, CINAHL, Scopus y Web of Science. Se generaron metanálisis de efectos aleatorios sobre las proporciones de individuos con síntomas de depresión, ansiedad, insomnio, trastorno de estrés postraumático y EP y las diferencias entre los grupos por género, trabajadores de la salud (TS) y regiones donde se realizaron los estudios.

Resultados: Se examinaron un total de 2.189 artículos y se evaluó la elegibilidad de 136 artículos de texto completo. Cincuenta y cinco estudios revisados por pares cumplieron los criterios de inclusión para el metanálisis (N = 189.159). La prevalencia de depresión (k = 46) fue del 15,97% (IC del 95%, 13,24-19,13). La prevalencia de ansiedad (k = 54) fue del 15,15% (IC del 95%, 12,29-18,54). La prevalencia de insomnio (k = 14) fue del 23,87% (IC del 95%, 15,74-34,48). La prevalencia de TEPT (k = 13) fue del 21,94% (IC del 95%, 9,37-43,31). Finalmente, la prevalencia de distrés psicológico (k = 19) fue del 13,29% (IC del 95%, 8,80-19,57). Las diferencias entre grupos solo se encontraron en los trabajadores sanitarios (z = 2,69, p <0,05) que tenían una mayor prevalencia de insomnio que otros.

Conclusiones: Los hallazgos sugieren que las consecuencias para la salud mental a corto plazo del COVID-19 son igualmente altas en los todos los países afectados y géneros. Sin embargo, los informes de insomnio son significativamente más altos entre los trabajadores sanitarios que entre la población general.