Riesgo anual de hemorragia mayor en personas sin enfermedad cardiovascular que no reciben terapia antiplaquetaria

Riesgo anual de hemorragia mayor en personas sin enfermedad cardiovascular que no reciben terapia antiplaquetaria

En una población que no recibió terapia antiplaquetaria, se ha estimado el riesgo anual de episodios de hemorragia mayor y hemorragia mayor no mortal. Estos hallazgos podrían informar las pautas a nivel poblacional para la prevención primaria de enfermedad cardiovascular.

JAMA, 26/06/2018 “Annual Risk of Major Bleeding Among Persons Without Cardiovascular Disease Not Receiving Antiplatelet Therapy”

https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2685989

La decisión de iniciar el tratamiento con aspirina para la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular (ECV) requiere considerar tanto los beneficios del tratamiento como los daños. El daño más importante asociado con la aspirina es la hemorragia mayor, aunque existe una escasez de datos sobre el riesgo de hemorragia en poblaciones comunitarias adecuadas.

Objetivo: Determinar el riesgo de hemorragia mayor en personas sin ECV que no reciben terapia antiplaquetaria.

Diseño, configuración y participantes: Estudio prospectivo de cohortes de 359.166 individuos de 30 a 79 años que recibieron atención primaria en Nueva Zelanda que tuvieron una evaluación del riesgo de ECV entre 2002 y 2015. Los participantes fueron censados en la fecha más temprana en que tuvieron un primer evento hemorrágico importante, fallecieron o cumplieron con los criterios de exclusión de cohortes las iniciales o la fecha de finalización del estudio el 31 de diciembre de 2015. Se repitieron los análisis después de excluir a las personas con afecciones médicas asociadas con un mayor riesgo de hemorragia (cohorte de alto riesgo, n = 305.057) y después excluyendo también a las personas que reciben otros medicamentos asociados con un mayor riesgo de sangrado (cohorte sin medicación, n = 240.254).

Exposiciones: Sexo y grupo de edad en lapsos de 10 años de 30 a 79 años.

Principales resultados y medidas: Riesgo de un evento hemorrágico mayor (hospitalización o muerte asociada con hemorragia); hemorragia no fatal del tracto gastrointestinal; y fatalidad relacionada con la hemorragia del tracto gastrointestinal.

Resultados: La edad media de los participantes fue de 54 años (SD, 10 años), el 44% eran mujeres y el 57% eran europeos. Entre los 359.166 individuos en la cohorte basal, 3.976 tuvieron un evento hemorrágico mayor durante 1.281.896 personas-año de seguimiento. La mayoría tuvo hemorragia gastrointestinal (GI) (n = 2.910 [73%]). Hubo 274 eventos hemorrágicos fatales (7%), de los cuales 153 fueron intracerebrales. El riesgo de un evento de hemorragia GI no mortal por 1000 años-persona fue de 2,19 (IC 95%, 2.11-2.27), 1,77 (IC 95%, 1.69-1.85) y 1,61 (IC 95%, 1.52-1.69), al inicio de las cohortes, no de alto riesgo y sin medicación, respectivamente. La letalidad asociada con hemorragia digestiva fue del 3,4% (IC 95%, 2,2% -4,1%), 4,0% (IC 95%, 3,2% -5,1%) y 4,6% (IC 95%, 3,6% -6,0%) al inicio de las cohortes, no de alto riesgo y sin medicación, respectivamente.

Conclusiones y relevancia: En una población que no recibió terapia antiplaquetaria, se estimó el riesgo anual de episodios de hemorragia mayor y hemorragia mayor no mortal. Estos hallazgos podrían informar las pautas a nivel poblacional para la prevención primaria de ECV.