Rentabilidad de la terapia cognitiva conductual frente a antidepresivos de segunda generación para el tratamiento inicial del trastorno depresivo mayor

Rentabilidad de la terapia cognitiva conductual frente a antidepresivos de segunda generación para el tratamiento inicial del trastorno depresivo mayor

Los antidepresivos de segunda generación no ofrecen una relación coste-efectividad consistentemente superior en comparación con la terapia cognitiva conductual (EE.UU). Dada la preferencia de muchos pacientes por la psicoterapia sobre la farmacoterapia, puede estar justificado aumentar el acceso del paciente a la terapia cognitiva conductual.

La mayoría de las pautas para el trastorno depresivo mayor recomiendan el tratamiento inicial con un antidepresivo de segunda generación (ASG) o terapia cognitiva conductual (TCC). Aunque la mayoría de los ensayos sugieren que estos tratamientos tienen una eficacia similar, sus implicaciones económicas para la salud son inciertas.

Objetivo: Cuantificar la relación coste-efectividad de la TCC versus ASG para el tratamiento inicial de la depresión.

Diseño: Modelo analítico de decisión.

Fuentes de datos: Datos de efectividad relativa de un metanálisis de ensayos controlados aleatorios; datos clínicos y económicos adicionales de otras publicaciones.

Población objetivo: Adultos con diagnóstico reciente de trastorno depresivo mayor en los Estados Unidos.

Horizonte de tiempo: 1 a 5 años.

Perspectivas: Sector asistencial y social.

Intervención: Tratamiento inicial con un ASG o TCC grupal e individual.

Medidas de resultado: Costes en dólares estadounidenses de 2014, años de vida ajustados por calidad (AVAC) y relaciones incrementales de coste-efectividad.

Resultados del análisis del caso base: En las proyecciones del modelo, la TCC produjo AVAC más altos (3 días más al año y 20 días más a los 5 años) con costes más altos al año (sector de atención médica, $ 900; sociedad, $ 1500) pero costes más bajos a los 5 años (sector de atención médica, – $ 1800; social, – $ 2500).

Resultados del análisis de sensibilidad: En los análisis de sensibilidad probabilísticos, el ASG tenía una probabilidad del 64% al 77% de tener una relación coste-efectividad incremental de $ 100.000 o menos por AVAC al año; la TCC tenía una probabilidad del 73% al 77% a los 5 años. La incertidumbre en el riesgo relativo de recaída de la depresión contribuyó más a la incertidumbre general en el tratamiento óptimo.

Limitación: Faltan ensayos a largo plazo que comparen TCC y ASG.

Conclusión: Los antidepresivos de segunda generación no ofrecen una relación coste-efectividad consistentemente superior en comparación con la terapia cognitiva conductual. Dada la preferencia de muchos pacientes por la psicoterapia sobre la farmacoterapia, puede estar justificado aumentar el acceso del paciente a la terapia cognitiva conductual.

Fuente de financiación primaria: Department of Veterans Affairs, National Institute of Mental Health