Prevalencia y resultados de hallazgos de imágenes incidentales (inesperadas)

Prevalencia y resultados de hallazgos de imágenes incidentales (inesperadas)

 Existe una gran variabilidad entre las diferentes técnicas de imagen tanto en la prevalencia de incidentalomas como en la prevalencia de malignidad de órganos específicos. Esta revisión general ayuda a los médicos y pacientes a sopesar los pros y los contras de solicitar escaneos de imágenes y ayuda con las decisiones de manejo después de un diagnóstico de incidentaloma. Nuestros resultados pueden respaldar la creación de pautas para ayudar en estas decisiones.

BMJ, 18/06/2018“Prevalence and outcomes of incidental imaging findings: umbrella review”

https://www.bmj.com/content/361/bmj.k2387

 

Objetivo: Proporcionar una visión general de la evidencia sobre la prevalencia y los resultados de los hallazgos de imágenes incidentales (no esperadas).

Diseño: Revisión sistemática en paraguas.

Fuentes de datos: Búsquedas de MEDLINE, EMBASE hasta agosto de 2017; selección de referencias en los artículos incluidos.

Criterios de elegibilidad: Los criterios incluyeron revisiones sistemáticas y metanálisis de estudios observacionales que informaron sobre prevalencia de anormalidades incidentales (“incidentalomas”). Un hallazgo incidental de imágenes se definió como una anormalidad de imágenes en un paciente sano y asintomático o una anormalidad de imágenes en un paciente sintomático, donde la anormalidad no estaba aparentemente relacionada con los síntomas del paciente. En los análisis de sensibilidad también se consideraron los estudios primarios que midieron la prevalencia de incidentalomas en pacientes con antecedentes de malignidad.

Resultados: Se identificaron 20 revisiones sistemáticas (240 estudios primarios) a partir de las 7.098 referencias de la búsqueda en la base de datos. Quince revisiones sistemáticas proporcionaron datos para cuantificar la prevalencia de incidentalomas, mientras que 18 proporcionaron datos para cuantificar los resultados de incidentalomas (13 con ambos). La prevalencia de incidentalomas varió sustancialmente entre las pruebas de imagen; fue inferior al 5% para la tomografía computarizada de tórax para embolia pulmonar incidental en pacientes con y sin cáncer, y tomografía por emisión de positrones (PET) o PET / tomografía computarizada (para pacientes con y sin cáncer). Por el contrario, ocurrieron incidentalomas en más de un tercio de las imágenes en resonancia magnética cardíaca (MRI), tomografía computarizada de tórax (para incidentalomas de tórax, abdomen, columna vertebral o corazón) y colonoscopia por tomografía computarizada (para incidentalomas extracolónicos). Las tasas intermedias ocurrieron con la resonancia magnética de la columna vertebral (22%) y el cerebro (22%). La tasa de malignidad en incidentalomas varió sustancialmente entre los órganos; la prevalencia de malignidad fue inferior al 5% en incidentalomas del cerebro, la parótida y la glándula suprarrenal. Los incidentalomas extracolónicos, prostáticos y colónicos fueron malignos entre el 10% y el 20% del tiempo, mientras que los incidentalomas renales, tiroideos y ováricos fueron malignos aproximadamente una cuarta parte de las veces. Los incidentalomas mamarios tuvieron el mayor porcentaje de malignidad (42%, intervalo de confianza del 95%: 31% a 54%). Muchas evaluaciones tuvieron una gran heterogeneidad entre los estudios (15 de 20 metanálisis con I2> 50%).

Conclusiones: Existe una gran variabilidad entre las diferentes técnicas de imagen tanto en la prevalencia de incidentalomas como en la prevalencia de malignidad para órganos específicos. Esta revisión general ayudará a los médicos y pacientes a sopesar los pros y los contras de solicitar escaneos de imágenes y ayudará con las decisiones de manejo después de un diagnóstico de incidentaloma. Nuestros resultados pueden respaldar la creación de pautas para ayudar en estas decisiones.