Predicción del riesgo de hemorragia para guiar el uso de aspirina en prevención primaria de enfermedades cardiovasculares

Predicción del riesgo de hemorragia para guiar el uso de aspirina en prevención primaria de enfermedades cardiovasculares

Se desarrollan modelos de riesgo pronóstico de hemorragia que se pueden usar para estimar los daños hemorrágicos absolutos de la aspirina. En general, los principales modelos predicen una mediana de riesgo de sangrado a los 5 años del 1% en mujeres y del 1,1% en hombres.

Ann Intern Med, 26/02/2019Predicting Bleeding Risk to Guide Aspirin Use for the Primary Prevention of Cardiovascular Disease: A Cohort Study

Se pueden usar muchos modelos de pronóstico para el riesgo cardiovascular para estimar los beneficios absolutos de la aspirina, pero hay pocos modelos de riesgo de sangrado disponibles para estimar sus posibles daños.

Objetivo: Desarrollar modelos de riesgo pronóstico de hemorragia entre personas en las que se podría considerar la aspirina para la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular (ECV).

Diseño: Estudio prospectivo de cohorte.

Ámbito: Atención primaria de Nueva Zelanda.

Participantes: La cohorte del estudio comprendió a 385.191 personas de 30 a 79 años cuyo riesgo de ECV se evaluó entre 2007 y 2016. Se excluyeron aquellas con indicaciones o contraindicaciones de la aspirina y las que ya recibían tratamiento antiplaquetario o anticoagulante.

Mediciones: Para cada sexo, se desarrollaron los modelos de riesgos proporcionales de Cox para predecir un mayor riesgo de hemorragia; Los participantes fueron excluidos a la mayor brevedad de la fecha en la que cumplieron por primera vez con un criterio de exclusión, fecha de fallecimiento o fecha de finalización del estudio (30 de junio de 2017). Los principales modelos incluyeron los siguientes factores predictivos: características demográficas (edad, origen étnico y privación socioeconómica), mediciones clínicas (presión arterial sistólica y proporción de colesterol de lipoproteínas de alta densidad total), antecedentes familiares de ECV prematura, antecedentes médicos (tabaquismo, diabetes), sangrado, enfermedad de úlcera péptica, cáncer, enfermedad crónica del hígado, pancreatitis crónica o afecciones relacionadas con el alcohol) y uso de medicamentos (agentes antiinflamatorios no esteroideos, corticosteroides e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).

Resultados: Durante 1.619.846 años-persona de seguimiento, 4.442 personas tuvieron sangrados mayores (de los cuales 313 [7%] fueron fatales). Los principales modelos predijeron una mediana de riesgo de sangrado a los 5 años del 1,0% (rango intercuartil, 0,8% a 1,5%) en mujeres y del 1,1% (rango intercuartil, 0,7% a 1,6%) en hombres. Las fracciones de tasas de eventos pronosticados frente a observados mostraron una buena calibración en todo el rango de riesgo.

Limitación: Se excluyeron el nivel de hemoglobina, el recuento de plaquetas y el índice de masa corporal de los modelos principales debido a la gran cantidad de valores que faltaban, y los modelos no se validaron externamente en poblaciones que no son de Nueva Zelanda.

Conclusión: Se desarrollaron modelos de riesgo pronóstico de hemorragia que se pueden usar para estimar los daños hemorrágicos absolutos de la aspirina entre las personas en las que se está considerando la aspirina para la prevención primaria de la ECV.