Paracetamol versus placebo para la artrosis de rodilla y cadera

Paracetamol versus placebo para la artrosis de rodilla y cadera

El paracetamol proporciona solo mejoras mínimas en el dolor y la función para las personas con artrosis (osteoartritis) de cadera o rodilla, sin un mayor riesgo de eventos adversos en general. Los efectos sobre el dolor y la función no difieren según la dosis de paracetamol. Debido al pequeño número de eventos, no estamos seguros si el uso de paracetamol aumenta el riesgo de eventos adversos graves, retiradas debido a eventos adversos y tasa de pruebas de función hepática anormales.
Las guías clínicas actuales recomiendan sistemáticamente el paracetamol como medicamento analgésico de primera línea para la osteoartritis de cadera o rodilla, dada su baja frecuencia absoluta de daño sustantivo. Sin embargo, nuestros resultados requieren una reconsideración de estas recomendaciones.

Rev. Cochrane, 25/02/2019Paracetamol versus placebo for knee and hip osteoarthritis

El paracetamol (acetaminofen) se recomienda ampliamente como analgésico de primera línea para la artrosis (osteoartritis) de la cadera o la rodilla. Sin embargo, ha habido controversia sobre esta recomendación dado que estudios recientes han revelado pequeños efectos del paracetamol en comparación con el placebo. No obstante, estudios anteriores no han revisado y evaluado sistemáticamente la literatura para investigar los efectos de este medicamento en sitios específicos de osteoartritis, es decir, cadera o rodilla, o en la dosis utilizada.

Objetivos: Evaluar los beneficios y los daños del paracetamol en comparación con el placebo en el tratamiento de la artrosis de la cadera o la rodilla.

Métodos de búsqueda: Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados, MEDLINE, Embase, AMED, CINAHL, Web of Science, LILACS y International Pharmaceutical Abstracts hasta el 3 de octubre de 2017, en ClinicalTrials.gov y en la Plataforma de Registro Internacional de Ensayos Clínicos de la Organización Mundial de la Salud (ICTRP). Portal el 20 de octubre de 2017.

Criterios de selección: Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que compararon paracetamol con placebo en adultos con artrosis de cadera o rodilla. Los principales resultados fueron dolor, función, calidad de vida, eventos adversos y retiradas debido a eventos adversos, eventos adversos graves y pruebas de función hepática anormales.

Recogida y análisis de datos: Dos autores de la revisión utilizaron métodos Cochrane estándar para recopilar datos y evaluar el riesgo de sesgo y la calidad de la evidencia. Para propósitos de agrupación, convertimos el dolor y la función física (función del Índice de Artrosis de las Universidades de Western Ontario y McMaster) a una escala común de 0 (sin dolor o discapacidad) a la escala de 100 (el peor dolor o discapacidad).

Resultados principales:
Se identificaron 10 ensayos aleatorios controlados con placebo que incluyeron 3.541 participantes con artrosis de cadera o rodilla. La dosis de paracetamol varió de 1,95 g / día a 4 g / día, y la mayoría de los ensayos siguieron a los participantes solo durante tres meses. La mayoría de los ensayos no informaron claramente sobre la asignación al azar y los métodos de ocultamiento y tuvieron un riesgo incierto de sesgo de selección. Los ensayos tuvieron un bajo riesgo de sesgo de rendimiento, detección e informe.

En el seguimiento de 3 semanas a 3 meses, hubo evidencia de alta calidad de que el paracetamol no proporcionó mejoras clínicamente importantes en el dolor y la función física. La reducción media en el dolor fue de 23 puntos (escala 0 a 100, las puntuaciones más bajas indicaron menos dolor) con placebo y 3,23 puntos mejor (5,43 mejor a 1,02 mejor) con paracetamol, una reducción absoluta del 3% (1% mejor a 5% mejor, diferencia clínica mínima importante 9%) y reducción relativa del 5% (2% mejor a 8% mejor) (siete ensayos, 2.355 participantes). La función física mejoró en 12 puntos en una escala de 0 a 100 (las puntuaciones más bajas indicaron una mejor función) con placebo y fue 2,9 puntos mejor (0,95 mejor a 4,89 mejor) con paracetamol, una mejoría absoluta de 3% (1% mejor a 5% mejor), mínima diferencia clínica importante 10%) y mejora relativa del 5% (2% mejor a 9% mejor) (7 ensayos, 2.354 participantes).

Evidencia de alta calidad de ocho ensayos indicó que la incidencia de eventos adversos fue similar entre los grupos: 515/1.586 (325 por 1000) en el grupo placebo versus 537/1.666 (328 por 1000, rango 299 a 360) en el grupo de paracetamol (índice de riesgo (RR) 1.01, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,92 a 1,11). Hubo menos certeza (evidencia de calidad moderada) sobre el riesgo de eventos adversos graves, de retiradas debidas a eventos adversos y de tasa de pruebas de función hepática anormales, debido a los IC amplios o las tasas de eventos pequeños, lo que indica imprecisión. Diecisiete de 1.480 (11 por 1000) personas tratadas con placebo y 28/1.729 (16 por 1000, rango 8 a 29) personas tratadas con paracetamol experimentaron eventos adversos graves (RR 1,36; IC del 95%: 0,73 a 2,53; 6 ensayos). La incidencia de retiradas debido a eventos adversos fue de 65/1000 participantes con placebo y 77/1000 (rango 59 a 100) participantes con paracetamol (RR 1.19; IC del 95%: 0.91 a 1.55; 7 ensayos). La función hepática anormal ocurrió en 18/1000 participantes tratados con placebo y 70/1000 participantes tratados con paracetamol (RR 3,79; IC del 95%: 1,94 a 7,39), pero la importancia clínica de este efecto era incierta. Ninguno de los ensayos informó la calidad de vida.

Los análisis de subgrupos indicaron que los efectos del paracetamol sobre el dolor y la función no difirieron según la dosis de paracetamol (3.0 g / día o menos versus 3.9 g / día o más).

Conclusiones de los autores:
En base a la evidencia de alta calidad, esta revisión confirma que el paracetamol proporciona solo mejoras mínimas en el dolor y la función para las personas con osteoartritis de cadera o rodilla, sin un mayor riesgo de eventos adversos en general. El análisis de subgrupos indica que los efectos sobre el dolor y la función no difieren según la dosis de paracetamol. Debido al pequeño número de eventos, no estamos seguros si el uso de paracetamol aumenta el riesgo de eventos adversos graves, retiradas debido a eventos adversos y tasa de pruebas de función hepática anormales.
Las guías clínicas actuales recomiendan sistemáticamente el paracetamol como el medicamento analgésico de primera línea para la osteoartritis de cadera o rodilla, dada su baja frecuencia absoluta de daño sustantivo. Sin embargo, nuestros resultados requieren una reconsideración de estas recomendaciones.