El papel mediador en el sueño del consumo de pescado y su relación con el funcionamiento cognitivo: estudio de cohorte

El papel mediador en el sueño del consumo de pescado y su relación con el funcionamiento cognitivo: estudio de cohorte

Eat Food Skin Salmon Fish Salmon Fillet Frisch

Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que indica que el consumo frecuente de pescado puede ayudar a reducir los problemas del sueño (mejor calidad del sueño), lo que a su vez puede beneficiar el funcionamiento cognitivo de los niños a largo plazo.

Scientific Reports, 21/12/2017“The mediating role of sleep in the fish consumption – cognitive functioning relationship: a cohort study”

http://www.nature.com/articles/s41598-017-17520-w 

 

El mayor consumo de pescado se asocia con una mejor cognición entre los niños, pero no se han identificado bien las vías de mediación. La mejora del sueño podría ser un candidato mediador de la relación entre el pescado y la cognición.

Este estudio evalúa si 1) el consumo de pescado más frecuente está asociado con menos alteraciones del sueño y mayores puntuaciones de cociente intelectual en escolares, 2) tales relaciones no se explican por confusiones sociales y económicas, y 3) la calidad del sueño media por la relación pescado-cociente intelectual.

En este estudio de cohorte de 541 escolares chinos, el consumo de pescado y la calidad del sueño se evaluaron a los 9-11 años, mientras que el cociente intelectual se evaluó a los 12 años. El consumo frecuente de pescado se relacionó con menos problemas de sueño y mayores puntuaciones de cociente intelectual. Una relación dosis-respuesta indicó puntuaciones de cociente intelectual más altos en los niños que siempre (4,80 puntos) o a veces (3,31 puntos) consumen pescado, en comparación con aquellos que raramente comen pescado (todos p <0,05). La calidad del sueño mediaba parcialmente la relación entre el consumo de pescado y el cociente intelectual, pero no el rendimiento. Los hallazgos fueron robustos después de controlar múltiples covariables sociodemográficas.

Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que indica que el consumo frecuente de pescado puede ayudar a reducir los problemas del sueño (mejor calidad del sueño), lo que a su vez puede beneficiar el funcionamiento cognitivo de los niños a largo plazo.