Mortalidad y esperanza de vida globales, regionales y nacionales según edad y sexo, 1950–2017

Mortalidad y esperanza de vida globales, regionales y nacionales según edad y sexo, 1950–2017

Esperanza de vida al nacer para los países con población superior a 100 millones, 2017

Este análisis de mortalidad específica por edad y sexo muestra que existen patrones notablemente complejos en la mortalidad de la población en todos los países. Los hallazgos resaltan los éxitos mundiales, así como la gran disminución de la mortalidad de menores de 5 años, que refleja un compromiso e inversión local, nacional y global importante durante varias décadas. Sin embargo, también prestan atención a los patrones de mortalidad que son motivo de preocupación, especialmente entre hombres adultos y, en menor medida, mujeres, cuyas tasas de mortalidad se han estancado en muchos países durante el período de este estudio, y en algunos casos han aumentado.

The Lancet, 10/11/2018“Global, regional, and national age-sex-specific mortality and life expectancy, 1950–2017: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2017”

 

Las evaluaciones de la mortalidad específica por edad y la esperanza de vida se han realizado por la UN Population Division, Department of Economics and Social Affairs (UNPOP), la United States Census Bureau, WHO, y parte de previas iteraciones del Global Burden of Diseases, Injuries, and Risk Factors Study (GBD). Las iteraciones anteriores del GBD utilizaron estimaciones de población de la UNPOP, que no se derivaron de una forma compatible internamente con las estimaciones de las cifras de muertes en el GBD. La presente iteración del GBD, el GBD 2017, mejora las evaluaciones previas y proporciona estimaciones oportunas de la experiencia de mortalidad de las poblaciones a nivel mundial.

Métodos: El GBD utiliza todos los datos disponibles para obtener estimaciones de las tasas de mortalidad entre 1950 y 2017 para 23 grupos de edad, ambos sexos y 918 ubicaciones, incluidos 195 países y territorios y ubicaciones subnacionales para 16 países. Los datos utilizados incluyen sistemas de registro vitales, sistemas de registro de muestras, encuestas de hogares (historiales completos de nacimientos, historiales resumidos de nacimientos, historiales de hermanos), censos (historiales resumidos de nacimientos, muertes en hogares) y lugares de vigilancia demográfica. En total, este análisis utilizó 8.259 fuentes de datos. Se generan estimaciones de la probabilidad de muerte entre el nacimiento y la edad de 5 años y entre las edades de 15 y 60 años, y luego se introdujern en un sistema de tablas de vida modelo para obtener tablas de vida completas para todas las ubicaciones y años. Las discontinuidades fatales y la mortalidad por VIH / SIDA se analizan por separado y luego se incorporaron a la estimación. Analizamos la relación entre la mortalidad específica por edad y el estado de desarrollo mediante el Índice sociodemográfico, una medida compuesta basada en la fertilidad menor de 25 años, la educación y los ingresos. Hay cuatro mejoras metodológicas principales en GBD 2017 en comparación con el GBD 2016: se han incorporado 622 fuentes de datos adicionales; Se utilizan nuevas estimaciones de población, generadas por el estudio GBD; Los métodos estadísticos utilizados en los diferentes componentes del análisis se han estandarizado y mejorado aún más; y el análisis se ha extendido hacia atrás en el tiempo por dos décadas para comenzar en 1950.

Resultados: A nivel mundial, se registraron el 18,7% (95% de intervalo de incertidumbre 18,4–19,0) de muertes en 1950 y esa proporción ha aumentado constantemente desde entonces, con el 58,8% (58,2–59,3) de todas las muertes registradas en 2015. A nivel mundial, entre 1950 y 2017, la esperanza de vida aumentó de 48,1 años (46,5–49,6) a 70,5 años (70,1–708) para hombres y de 52,9 años (51,7–54,0) a 75,6 años (75,3–75,9) para mujeres. A pesar de este progreso general, sigue existiendo una variación sustancial en la esperanza de vida al nacer en 2017, que varía de 49,1 años (46,5–51,7) para los hombres en la República Centroafricana a 87,6 años (86,9–88,1) entre las mujeres de Singapur. El mayor progreso en todos los grupos de edad fue para niños menores de 5 años; la mortalidad de menores de 5 años disminuyó de 216,0 muertes (196,3–238,1) por 1000 nacidos vivos en 1950 a 38,9 muertes (35,6–42,83) por 1000 nacidos vivos en 2017, con enormes reducciones en todos los países. Sin embargo, en 2017 aún había 5,4 millones (5,2–5,6) de muertes de niños menores de 5 años en el mundo. El progreso ha sido menos pronunciado y más variable para los adultos, especialmente para los varones adultos, en los que se han estancado o aumentado las tasas de mortalidad en varios países. La brecha entre la esperanza de vida masculina y femenina entre 1950 y 2017, aunque relativamente estable a nivel mundial, muestra patrones distintivos en las super regiones y siempre ha sido la mayor en Europa central, Europa oriental y Asia central, y la menor en el sur de Asia. El desempeño también fue variable entre los países y el tiempo en las tasas de mortalidad observadas en comparación con las esperadas en base al desarrollo.

Interpretación: Este análisis de la mortalidad específica por edad y sexo muestra que existen patrones notablemente complejos en la mortalidad de la población en todos los países. Los hallazgos de este estudio resaltan los éxitos mundiales, así como la gran disminución de la mortalidad de menores de 5 años, que refleja un compromiso e inversión local, nacional y global importante durante varias décadas. Sin embargo, también prestan atención a los patrones de mortalidad que son motivo de preocupación, especialmente entre hombres adultos y, en menor medida, mujeres, cuyas tasas de mortalidad se han estancado en muchos países durante el período de este estudio, y en algunos casos han aumentado.

Financiación: Bill & Melinda Gates Foundation.