Medicamentos para reducir el riesgo del cáncer de mama primario

Medicamentos para reducir el riesgo del cáncer de mama primario

Anaztrozole tablets are used for treatment - prevention of re-occorance or Breast Cancer. It is the generic name, not the branded product name.

En las mujeres con un riesgo superior al promedio de cáncer de mama, los agentes de prevención del cáncer pueden reducir la incidencia de esta enfermedad. Los inhibidores de la aromatasa (exemestano, anastrozol) parecen ser más efectivas que los moduladores selectivos del receptor de estrógeno (tamoxifeno, raloxifeno) para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Los inhibidores de la aromatasa no se asocian con un mayor riesgo de cáncer de endometrio y eventos tromboembólicos. Los datos a largo plazo sobre toxicidad del tamoxifeno están disponibles, mientras que los datos de toxicidad de seguimiento en mujeres no afectadas que toman inhibidores de la aromatasa son relativamente cortos. Se necesitan datos adicionales de las comparaciones directas para abordar completamente los problemas de la prevención del cáncer de mama con medicamentos que reducen el riesgo, con especial atención a la aceptabilidad (es decir, la relación beneficio / daño).

Revisión Cochrane, 29/04/2019Risk‐reducing medications for primary breast cancer: a network meta‐analysis

El cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente y la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres. Los agentes de prevención del cáncer (APC) son un enfoque prometedor para reducir la carga del cáncer de mama. Actualmente, hay dos tipos principales de APC disponibles: moduladores selectivos del receptor de estrógeno (SERM, como tamoxifeno y raloxifeno) e inhibidores de la aromatasa (IA), como el exemestano y el anastrozol.

Objetivos: Evaluar la eficacia y la aceptabilidad de las APC individuales para la prevención del cáncer de mama primario, en mujeres no afectadas, con un riesgo superior al promedio de desarrollar cáncer de mama.
Se utilizó un metanálisis de la red, para clasificar los APC individuales, en función de su eficacia y aceptabilidad (un punto final que se define como el inverso de la toxicidad relacionada con el APC).

Métodos de búsqueda: Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Cáncer de Mama Especializado, el Registro Central de Ensayos Controlados Cochrane (CENTRAL), MEDLINE, Embase, la Plataforma de Registro Internacional de Ensayos Clínicos (OMS ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud y ClinicalTrials.gov el 17 de agosto de 2018. Se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias. para identificar estudios relevantes adicionales.

Criterios de selección: Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que incluyeron mujeres sin antecedentes personales de cáncer de mama pero con un riesgo superior al promedio de desarrollar el tumor. Las mujeres tuvieron que ser tratadas con un APC y realizar un seguimiento para registrar la aparición de cáncer de mama y eventos adversos.

Recogida y análisis de datos: Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y realizaron evaluaciones de riesgo de sesgo de los estudios incluidos y evaluaron la certeza de la evidencia mediante GRADE. Los datos de resultados incluyeron la incidencia de carcinoma de mama (carcinoma tanto invasivo como in situ) y los eventos adversos (toxicidad general y grave). Se realizó un metanálisis convencional (para comparaciones directas de un APC único con placebo o un APC diferente) y un metanálisis de red (para comparaciones indirectas).

Resultados principales:
Se incluyeron seis estudios que reclutaron 50.927 mujeres asignadas al azar para recibir un APC (SERM: tamoxifeno o raloxifeno, o IA: exemestano o anastrozol) o placebo. Tres estudios compararon el tamoxifeno y el placebo, dos estudios compararon las IA (exemestano o anastrozol) versus placebo, y un estudio comparó el tamoxifeno versus el raloxifeno. El riesgo de sesgo fue bajo para todos los ECA.

Para la comparación de tamoxifeno versus placebo, el tamoxifeno probablemente obtuvo un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama en comparación con el placebo (índice de riesgo (RR) 0,68; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,62 a 0,76; 3 estudios, 22.832 mujeres; evidencia de certeza moderada). En cuanto a los eventos adversos, el tamoxifeno probablemente aumentó el riesgo de toxicidad grave en comparación con el placebo (RR 1,28; IC del 95%: 1,12 a 1,47; 2 estudios, 20.361 mujeres; pruebas de certeza moderada). En particular, las mujeres asignadas al azar a recibir tamoxifeno experimentaron una mayor incidencia de carcinoma de endometrio (RR 2,26; IC del 95%: 1,52 a 3,38; evidencia de alta certeza) y tromboembolismo (RR 2,10; IC del 95% de 1,14 a 3,89; evidencia de alta certeza) en comparación con las mujeres que recibieron placebo.

Para la comparación de IA con placebo, los IA (exemestano o anastrozol) redujeron el riesgo de cáncer de mama en un 53% (RR 0,47; IC del 95%: 0,35 a 0,63; 2 estudios, 8.424 mujeres; pruebas de alta certeza). En términos de eventos adversos, las IA aumentaron el riesgo de toxicidad grave en un 18% (RR 1,18; IC del 95%: 1,09 a 1,28; 2 estudios, 8.352 mujeres; pruebas de alta certeza). Estas diferencias se sostuvieron especialmente por los eventos adversos endocrinos (por ejemplo, sofocos), gastrointestinales (por ejemplo, diarrea) y musculoesqueléticos (por ejemplo, artralgia), mientras que no hubo diferencias en las tasas de cáncer de endometrio o tromboembolismo entre los IA y el placebo.

Para la comparación de tamoxifeno versus raloxifeno, el raloxifeno probablemente se desempeñó peor que el tamoxifeno en términos de reducción de la incidencia de cáncer de mama (RR 1,25; IC del 95%: 1,09 a 1,43; 1 estudio, 19.490 mujeres; evidencia de certeza moderada), pero su uso se asoció con una menor tasas de toxicidad (RR 0,87; IC del 95%: 0,80 a 0,95; 1 estudio, 19.490 mujeres; evidencia de certeza moderada), particularmente en relación con la incidencia de cáncer de endometrio y tromboembolismo.

Una comparación indirecta de los efectos del tratamiento nos permitió comparar los SERM y los IA en esta revisión. En términos de eficacia, las IA (exemestano o anastrozol) pueden haber reducido ligeramente la incidencia de cáncer de mama en comparación con el tamoxifeno (RR 0,67; IC del 95%: 0,46 a 0,98; 5 ECA, 31,256 mujeres); sin embargo, la certeza de la evidencia fue baja. La falta de convergencia del modelo no nos permitió analizar los datos de toxicidad.

Conclusiones de los autores: En las mujeres con un riesgo superior al promedio de desarrollar cáncer de mama, los agentes de prevención del cáncer pueden reducir la incidencia de esta enfermedad. Los inhibidores de la aromatasa (exemestano, anastrozol) parecen ser más efectivas que los moduladores selectivos del receptor de estrógeno (tamoxifeno, raloxifeno) para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Los inhibidores de la aromatasa no se asocian con un mayor riesgo de cáncer de endometrio y eventos tromboembólicos. Los datos a largo plazo sobre toxicidad del tamoxifeno están disponibles, mientras que los datos de toxicidad de seguimiento en mujeres no afectadas que toman inhibidores de la aromatasa son relativamente cortos. Se necesitan datos adicionales de las comparaciones directas para abordar completamente los problemas de la prevención del cáncer de mama con medicamentos que reducen el riesgo, con especial atención a la aceptabilidad (es decir, la relación beneficio / daño).