Las pastillas para bajar la presión arterial funcionan mejor a la hora de acostarse

Las pastillas para bajar la presión arterial funcionan mejor a la hora de acostarse

Curvas de riesgo acumulativo de Kaplan-Meier para el resultado de la enfermedad cardiovascular en función del tiempo de tratamiento de la hipertensión (o al despertar o al acostarse). (A) Resultado de la enfermedad cardiovascular: compuesto de muerte por enfermedad cardiovascular, infarto de miocardio, revascularización coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular; rango logarítmico: 140.1, P <0.001. (B) Eventos de enfermedad cardiovascular total: compuesto de muerte por enfermedad cardiovascular, infarto de miocardio, revascularización coronaria, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, angina de pecho, enfermedad arterial periférica y ataque isquémico transitorio; rango logarítmico: 174.0, P <0.001.

La toma rutinaria por parte de los pacientes hipertensos de ≥1 medicamentos prescritos para reducir la presión sanguínea a la hora de acostarse, en lugar de por la mañana, da como resultado un mejor control de la presión arterial ambulatoria y, lo más importante, disminución notable de la ocurrencia de eventos cardiovasculares importantes.


El Ensayo de Cronoterapia Hygia, realizado dentro del entorno clínico de la atención primaria, fue diseñado para evaluar si la toma del tratamiento para la hipertensión por la mañana o al acostarse ejerce una mejor reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV).

Métodos y resultados: En este ensayo multicéntrico, controlado y prospectivo de punto final, se asignaron 19.084 pacientes hipertensos (10.614 hombres / 8.470 mujeres, 60,5 ± 13,7 años de edad) (1: 1) para ingerir la dosis diaria completa de ≥1 medicamentos para la hipertensión antes de acostarse (n = 9.552) o todos al despertar (n = 9.532). Al menos durante un año de seguimiento, se realizó la toma de presión arterial ambulatoria (ABP) durante 48 h. Durante la mediana de 6,3 años de seguimiento de los pacientes, 1.752 participantes experimentaron el resultado primario de una ECV (muerte por ECV, infarto de miocardio, revascularización coronaria, insuficiencia cardíaca o accidente cerebrovascular). Los pacientes con el régimen de horario de tratamiento antes de acostarse, en comparación con después de despertarse, mostraron una relación de riesgo significativamente menor ajustada por características significativas influyentes de edad, sexo, diabetes tipo 2, enfermedad renal crónica, tabaquismo, colesterol HDL, presión arterial sistólica (BP) media dormido, disminución relativa de la BP sistólica en el tiempo de sueño y evento de ECV previo de resultado primario de ECV [0.55 (IC 95% 0.50-0.61), P <0.001] y cada uno de sus componentes individuales (P <0,001 en todos los casos), es decir, muerte por ECV [0.44 (0.34-0.56)], infarto de miocardio [0.66 (0.52-0.84)], revascularización coronaria [0.60 (0.47-0.75)], insuficiencia cardíaca [0.58 (0.49-0.70)] y accidente cerebrovascular [0,51 (0,41-0,63)].

Conclusión: La toma rutinaria por parte de los pacientes hipertensos de ≥1 medicamentos prescritos para reducir la presión sanguínea a la hora de acostarse, en lugar de por la mañana, da como resultado un mejor control de la presión arterial ambulatoria (mejor reducción significativa de la presión arterial durante el sueño y aumento de la disminución relativa de la presión arterial en el tiempo de sueño, es decir, caída de la presión arterial) y, lo más importante, disminución notable de la ocurrencia de eventos cardiovasculares importantes.