La infección por Helicobacter pylori actual se asocia con la aterosclerosis coronaria subclínica en sujetos sanos: estudio transversal

La infección por Helicobacter pylori actual se asocia con la aterosclerosis coronaria subclínica en sujetos sanos: estudio transversal

En una población sana, la infección actual por Helicobacter pylori se asocia con estenosis de la arteria coronaria subclínica pero significativa. En el futuro debe investigarse la relación causal entre la infección por H. pylori y la aterosclerosis subclínica en población “sana”.

PLOS one, 02/03/2018 “Current Helicobacter pylori infection is significantly associated with subclinical coronary atherosclerosis in healthy subjects: A cross-sectional study”

http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0193646 

 

El Helicobacter pylori es un patógeno gastrointestinal que se sabe está asociado con la enfermedad cardiovascular (ECV). Sin embargo, la mayoría de los análisis sobre el efecto de la infección por H. pylori se han realizado en pacientes con antecedentes de ECV, pero no en sujetos sanos. Evaluamos la asociación entre la infección por H. pylori y la aterosclerosis subclínica mediante el uso de tomografía computarizada de multidetectores cardíacos (TCMD) en sujetos sanos sin ECV previa.

Desde diciembre de 2007 hasta febrero de 2014, los 463 sujetos que se inscribieron en este estudio se sometieron a la prueba de ureasa rápida (prueba CLO), a la medición de la velocidad de la onda del pulso (PWV) y a TCMD para un chequeo de salud autoreferido. La infección por Helicobacter pylori se definió en base a la positividad de la prueba CLO en la biopsia gástrica endoscópica. La estenosis significativa de la arteria coronaria se definió como una estenosis ≥ 50% en cualquiera de los vasos coronarios epicárdicos mayores en la TCMD.

Los sujetos CLO positivos tenían un nivel más bajo de lipoproteína de alta densidad (colesterol HDL) en comparación con los sujetos CLO negativos. La incidencia de estenosis coronaria significativa fue mayor en el grupo CLO-positivo (7,6% vs. 2,9%, P = 0,01). Además, el número de sujetos con puntuación de calcio en la arteria coronaria >0 y log {(número de segmentos con placa) +1} también fue significativamente mayor en el grupo CLO-positivo. Sin embargo, no hubo diferencias estadísticas en el número de sujetos con puntuación de calcio en la arteria coronaria >100, en la prevalencia de cualquier placa ni las características de la placa (calcificada, mixta o blanda). La velocidad de la onda de pulso (PWV) no se asoció con la positividad de la prueba CLO. El grupo CLO-positivo fue 3 veces más propenso a tener una estenosis coronaria significativa incluso después de ajustar los factores de confusión (odds ratio ajustado 2,813, intervalo de confianza del 95% 1,051-7,528, P = 0,04).

En una población sana, la infección actual por H. pylori se asoció con estenosis de la arteria coronaria subclínica pero significativa. Debería investigarse en el futuro la relación causal entre la infección por H. pylori y la aterosclerosis subclínica en una población “sana”.