La importancia del desayuno en la enfermedad de la aterosclerosis. Perspectivas del estudio PESA

La importancia del desayuno en la enfermedad de la aterosclerosis. Perspectivas del estudio PESA

Saltarse el desayuno se asocia con una mayor probabilidad de aterosclerosis no coronaria y generalizada independientemente de la presencia de factores de riesgo cardiovascular convencionales.

JAAC, 15/10/2017“The Importance of Breakfast in Atherosclerosis Disease. Insights From the PESA Study” http://ow.ly/I5g330fKlIs 

 

Los hábitos diarios, incluyendo el número y la calidad de las ocasiones de comer, son objetivos potenciales para las estrategias de prevención primaria con grandes impactos en la salud. Saltarse el desayuno es considerado un hábito frecuente e insalubre asociado con un aumento del riesgo cardiovascular (CV).

Objetivos: El estudio buscó explorar la asociación entre los diferentes patrones de desayuno y los factores de riesgo CV y la presencia, distribución y extensión de la aterosclerosis subclínica.

Métodos: El análisis transversal se realizó dentro del estudio PESA (Progression of Early Subclinical Atherosclerosis), una cohorte prospectiva de adultos asintomáticos (libres de eventos CV al inicio) de 40 a 54 años de edad. Se recogieron datos de estilo de vida y de imágenes multivasculares junto con covariables clínicas de 4.052 participantes. En el análisis se utilizaron modelos de regresión logística multivariante.

Resultados: Se estudiaron tres patrones de consumo del desayuno: desayuno de alta energía, contribuyendo a >20% de la ingesta energética diaria total (27% de la población); desayuno de baja energía, aportando entre el 5% y el 20% de la ingesta diaria total de energía (70% de la población); y saltarse el desayuno, cuando consume menos del 5% de la energía diaria total (3% de la población). Independientemente de la presencia de factores de riesgo CV tradicionales y dietéticos, y en comparación con el desayuno de alta energía, el saltarse el desayuno habitual se asoció con una mayor prevalencia de aterosclerosis no coronaria (odds ratio: 1,55; intervalo de confianza del 95%: 0,97 a 2,46) y generalizada (relación: 2,57; intervalo de confianza del 95%: 1,54 a 4,31) aterosclerosis).

Conclusión: Saltarse el desayuno se asocia con una mayor probabilidad de aterosclerosis no coronaria y generalizada independientemente de la presencia de factores de riesgo cardiovascular convencionales. (Progresión de la aterosclerosis subclínica temprana).