La grasa visceral e intrahepática se asocia con factores de riesgo cardiometabólico por encima de otros depósitos de grasa ectópica

La grasa visceral e intrahepática se asocia con factores de riesgo cardiometabólico por encima de otros depósitos de grasa ectópica

El tejido adiposo visceral y la grasa intrahepática se correlacionan consistentemente con los factores de riesgo cardiometabólico (hipertensión arterial, dislipemia, hiperglucemia, obesidad…) en mayor medida que los índices antropométricos estándar. Los resultados proporcionan información importante para comprender las asociaciones entre las variaciones en la distribución de grasa y las anomalías cardiometabólicas.

Am J Med, 06/2018“Visceral and Intrahepatic Fat Are Associated with Cardiometabolic Risk Factors Above Other Ectopic Fat Depots: The Framingham Heart Study

https://www.amjmed.com/article/S0002-9343(18)30143-8/fulltext

 

Examinamos las asociaciones entre 8 depósitos de grasa diferentes acumulados en diversas regiones anatómicas y la relación entre estos depósitos de grasa con múltiples factores de riesgo cardiometabólico.

Métodos: Los participantes pertenecían al estudio Framingham Heart Study Offspring y Third Generation, quienes también participaron en el subestudio de tomografía computarizada con multidetectores en 2002-2005. Las exposiciones fueron los depósitos de grasa identificados mediante tomografía computarizada multidetectores, que incluyen tejido adiposo subcutáneo abdominal, tejido adiposo visceral abdominal, grasa intramuscular, grasa intratorácica, grasa pericárdica, grasa periaórtica torácica, grasa intrahepática y grasa del seno renal. Se realizaron análisis de regresión multivariable ajustados con un procedimiento de selección directa para identificar los depósitos de grasa más predictivos.

Resultados: De 2.529 participantes, el 51,9% eran mujeres (edad media, 51.1 años). El tejido adiposo visceral tuvo las correlaciones más intensas con cada una de las otras medidas de grasa (rango, 0.26-0.77) y con varios factores de riesgo cardiometabólico (rango, -0.34 a 0.39). Según lo determinado por los modelos de selección, el tejido adiposo visceral fue el único depósito de grasa que se asoció con todos los factores de riesgo cardiometabólico evaluados en este estudio (todos p <0,05). Los modelos de selección también mostraron que el tejido adiposo subcutáneo y la grasa intrahepática se asociaron con factores de riesgo cardiometabólico relacionados con los rasgos de disglucemia, dislipidemia e hipertensión (todos p <0,05). Sin embargo, solo persistieron las asociaciones con el tejido adiposo visceral y la grasa intrahepática después de un ajuste adicional por el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura.

Conclusiones: El tejido adiposo visceral y la grasa intrahepática se correlacionaron consistentemente con los factores de riesgo cardiometabólico (hipertensión arterial, dislipemia, hiperglucemia, obesidad…) en mayor medida que los índices antropométricos estándar. Nuestros datos proporcionan información importante para comprender las asociaciones entre las variaciones en la distribución de grasa y las anomalías cardiometabólicas.