Inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona y riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19

Inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona y riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19

Asociación entre el uso actual de inhibidores de RAAS y el riesgo de COVID-19 que requiere ingreso hospitalario en comparación con el uso actual de otros medicamentos antihipertensivos, estratificados por diferentes variables.

Los inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona no aumentan el riesgo de ingreso hospitalario por COVID-19, incluidos los casos fatales y los ingresos en unidades de cuidados intensivos, y no deben suspenderse para prevenir un caso grave de COVID-19.


Se han suscitado preocupaciones sobre la posibilidad de que los inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona (RAAS) puedan predisponer a las personas a COVID-19 grave; sin embargo, falta evidencia epidemiológica. Presentamos los resultados de un estudio de población de casos realizado en Madrid, España, desde el brote de COVID-19.

Métodos: En este estudio de casos de población, seleccionamos consecutivamente pacientes de 18 años o más con un diagnóstico confirmado por PCR de COVID-19 que requirió ingreso hospitalario en siete hospitales en Madrid, que ingresaron entre el 1 de marzo y el 24 de marzo de 2020. Como un grupo de referencia, tomamos muestras de forma aleatoria de diez pacientes por caso, individualmente agrupados por edad, sexo, región (es decir, Madrid) y fecha de ingreso al hospital (mes y día; fecha índice), de la Base de datos para la Investigación Farmacoepidemiológica en Atención Primaria (BIFAP), una base de datos española de atención primaria de salud, en su último año disponible (2018). Extrajimos información sobre comorbilidades y recetas de uso habitual hasta el mes anterior a la fecha índice de registros clínicos electrónicos de casos y controles. El resultado de interés fue el ingreso en el hospital de pacientes con COVID-19. Para minimizar la confusión por indicación, el análisis principal se enfocó en evaluar la asociación entre COVID-19 que requiere ingreso en el hospital y el uso de inhibidores de RAAS en comparación con el uso de otros medicamentos antihipertensivos. Calculamos los odds ratios (OR) y los IC del 95%, ajustados por edad, sexo y comorbilidades cardiovasculares y factores de riesgo, mediante regresión logística condicional. El protocolo del estudio se registró en el Registro electrónico de estudios de autorización posterior de la UE, EUPAS34437.

Resultados: Recopilamos datos de 1.139 casos y 11.390 controles de población. Entre los casos, 444 (39.0%) eran mujeres y la edad media era de 69.1 años (SD 15.4), y a pesar de estar emparejados por sexo y edad, una proporción significativamente mayor de casos tenía enfermedad cardiovascular preexistente (OR 1.98, IC 95% 1.62–2.41) y factores de riesgo (1.46, 1.23–1.73) que los controles. En comparación con los usuarios de otros medicamentos antihipertensivos, los usuarios de inhibidores de RAAS tuvieron un OR ajustado para COVID-19 que requirió ingreso en el hospital de 0.94 (IC 95% 0.77–1.15). No se observó un aumento del riesgo con los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (OR 0.80, 0.64–1.00 ajustado) o con los bloqueadores de los receptores de angiotensina (1.10, 0.88–1.37). El sexo, la edad y el riesgo cardiovascular de fondo no modificaron el OR ajustado entre el uso de inhibidores de RAAS y COVID-19 que requirió ingreso en el hospital, mientras que se encontró una disminución del riesgo de COVID-19 que requiere ingreso en el hospital entre pacientes con diabetes que eran usuarios de inhibidores de RAAS (OR ajustado 0.53, IC 95% 0.34–0.80). Los OR ajustados fueron similares en todos los grados de gravedad de COVID-19.

Interpretación: Los inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona no aumentan el riesgo de que COVID-19 requiera ingreso hospitalario, incluidos los casos fatales y los ingresados en unidades de cuidados intensivos, y no deben suspenderse para prevenir un caso grave de COVID-19.
Fondos: Instituto de Salud Carlos III.