Ganancia en esperanza de vida con la reducción de la contaminación ambiental por partículas finas en China

Ganancia en esperanza de vida con la reducción de la contaminación ambiental por partículas finas en China

El estudio indica que se puede alcanzar una esperanza de vida significativamente más larga mediante la reducción en las concentraciones ambientales de PM2.5. También destaca la necesidad de formular un estándar ambiental PM2.5 más estricto a nivel nacional y regional de China para proteger la salud de la población.


La contaminación ambiental de partículas finas (PM2.5) es una de las principales causas de carga de enfermedad, pero ningún estudio ha cuantificado la asociación entre la exposición diaria a PM2.5 y la esperanza de vida. Nuestro objetivo era evaluar los posibles beneficios en la esperanza de vida al alcanzar los estándares diarios de PM2.5 en 72 ciudades de China durante 2013–2016.

Métodos y hallazgos: Aplicamos un enfoque de dos etapas para el análisis. En la primera etapa, utilizamos un modelo aditivo generalizado (GAM) con un enlace gaussiano para examinar la asociación a corto plazo específica de la ciudad entre el PM2.5 diario y años de vida perdidos (YLL); en la segunda etapa, se utilizó un metanálisis de efectos aleatorios para generar las estimaciones regionales y nacionales. Estimamos aún más las ganancias potenciales en la esperanza de vida (PGLE) al suponer que el PM2.5 ambiental cumple con el Estándar Nacional de Calidad del Aire Ambiente de China (NAAQS, 75 μg / m3) o la guía de calidad del aire ambiental (AQG) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (25 μg / m3). También calculamos la fracción atribuible (FA), que denotaba la proporción de YLL atribuible a una concentración media diaria de PM2.5 superior a los estándares. Durante el período comprendido entre el 18 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2016, registramos 1.226.849 muertes no accidentales en el área de estudio. Observamos asociaciones significativas entre PM2.5 diario y YLL: cada aumento de 10 μg / m3 en las concentraciones de PM2.5 promedio de tres días (lag02) correspondió a un incremento de 0,43 años de vida perdida (IC del 95%: 0,29 a 0,57). Estimamos que pueden evitarse 168.065,18 (IC 95%: 114.144,91–221.985,45) y 68.684,95 (IC 95%: 46.648,79–90.721,11) años de vida perdidos logrando el AQG de la OMS y los NAAQS chinos en el área de estudio, que correspondieron a 0,14 (95% IC: 0,09–0,18) y 0.06 (IC 95%: 0,04–0,07) años de ganancia en la esperanza de vida por cada muerte en estas ciudades. Observamos estimaciones regionales diferenciales en las 7 regiones, con las ganancias más altas en la región Noroeste (0,28 años de ganancia [IC 95%: 0,06–0,49]) y las más bajas en la región Norte (0,08 [IC 95%: 0,02–0,15]). Además, utilizando el AQG de la OMS y los NAAQS chinos como referencias, estimamos que 1,00% (IC 95%: 0,68% –1,32%) y 0,41% (IC 95%: 0,28% –0,54%) de YLL podrían ser atribuibles a la exposición al PM2.5 a nivel nacional. Los resultados de este estudio estuvieron principalmente limitados por la falta de disponibilidad de datos sobre la exposición individual a PM2.5.

Conclusiones: Este estudio indica que podría lograrse una esperanza de vida significativamente más larga mediante una reducción en las concentraciones ambientales de PM2.5. También destaca la necesidad de formular un estándar ambiental PM2.5 más estricto a nivel nacional y regional de China para proteger la salud de la población.