Fuentes alimenticias de azúcares que contienen fructosa y control glucémico

Fuentes alimenticias de azúcares que contienen fructosa y control glucémico

Diagrama de resumen del efecto de las fuentes alimenticias de azúcares que contienen fructosa sobre la insulina en sangre en ayunas. Los datos son diferencias de medias ponderadas (intervalos de confianza del 95%) para los efectos de resumen de las fuentes de alimentos individuales y las fuentes de alimentos totales en la insulina en sangre en ayunas. Los análisis realizados genéricamente, con modelos de efectos aleatorios de varianza inversa (al menos cinco ensayos disponibles) o modelos de efectos fijos (menos de cinco ensayos disponibles). La heterogeneidad entre estudios se evaluó mediante estadística Cochran Q (2) a un nivel de significación de P <0,10

La mayoría de las fuentes alimenticias de estos azúcares, especialmente las frutas, no tienen efecto nocivo en las sustituciones de energía. Sin embargo tienen efectos nocivos varias fuentes alimenticias de azúcares con fructosa, especialmente las bebidas azucaradas, que agregan un exceso de energía. La certeza en estas estimaciones es baja y se necesitan más ensayos controlados aleatorios de alta calidad.

BMJ, 21/11/2018Food sources of fructose-containing sugars and glycaemic control: systematic review and meta-analysis of controlled intervention studies

 

Objetivo: Evaluar el efecto de diferentes fuentes alimenticias de azúcares que contienen fructosa sobre el control glucémico en diferentes niveles de control de energía.

Diseño: Revisión sistemática y metaanálisis de estudios de intervención controlada.

Fuentes de datos: Medine, Embase y la Biblioteca Cochrane hasta el 25 de abril de 2018.

Criterios de elegibilidad para la selección de estudios: Se incluyeron estudios de intervención controlada de al menos siete días de duración y evaluación del efecto de diferentes fuentes alimenticias de azúcares que contienen fructosa en el control glucémico en personas con y sin diabetes. Se preespecificaron cuatro diseños de estudios en base al control de la energía: estudios de sustitución (azúcares en comparaciones de energía combinada con otros macronutrientes), estudios de adición (exceso de energía de los azúcares agregados a las dietas), estudios de sustracción (energía de los azúcares sustraídos de las dietas) y estudios ad libitum (azúcares reemplazados libremente por otros macronutrientes sin control de energía). Los resultados fueron la hemoglobina glucosilada (HbA1c), la glucosa en sangre en ayunas e insulina glucosa en sangre en ayunas.

Extracción y síntesis de los datos: Cuatro revisores independientes extrajeron los datos relevantes y evaluaron el riesgo de sesgo. Los datos se agruparon mediante modelos de efectos aleatorios y la certeza general de la evidencia evaluada por el enfoque GRADE (calificación de la evaluación de recomendaciones, desarrollo y evaluación).

Resultados: Se incluyeron 155 comparaciones de estudios (n = 5.086). Los azúcares que contienen fructosa total no tuvieron ningún efecto dañino sobre ningún resultado en los estudios de sustitución o sustracción, con una disminución observada en la HbA1c en los estudios de sustitución (diferencia media −0.22% (intervalo de confianza del 95% a −0.35% a −0.08%), −25.9 mmol / mol (−27.3 a −24.4)), pero se observó un efecto dañino en la insulina en ayunas en estudios adicionales (4.68 pmol / L (1.40 a 7.96)) y estudios ad libitum (7.24 pmol / L (0.47 a 14.00)). Hubo interacción por fuente de alimentos, con fuentes de alimentos específicas que muestran efectos beneficiosos (fruta y jugo de fruta) o efectos nocivos (leche azucarada y fuentes mixtas) en estudios de sustitución y efectos nocivos (bebidas azucaradas y jugo de fruta) en estudios adicionales en al menos un resultado La mayor parte de la evidencia fue de baja calidad.

Conclusiones: El control de la energía y la fuente de alimento parecen mediar el efecto de los azúcares que contienen fructosa sobre el control glucémico. Si bien la mayoría de las fuentes alimenticias de estos azúcares (especialmente las frutas) no tienen un efecto nocivo en las sustituciones de energía combinada con otros macronutrientes, varias fuentes alimenticias de azúcares que contienen fructosa (especialmente las bebidas azucaradas) que agregan un exceso de energía a las dietas tienen efectos nocivos. Sin embargo, la certeza en estas estimaciones es baja y se necesitan más ensayos controlados aleatorios de alta calidad.