Fisioterapia versus inyección de glucocorticoides para la artrosis de rodilla

Fisioterapia versus inyección de glucocorticoides para la artrosis de rodilla

Los pacientes con osteoartritis (artrosis) de rodilla que se sometieron a fisioterapia tuvieron menos dolor y discapacidad funcional al año que los pacientes que recibieron una inyección intraarticular de glucocorticoides.


Se ha demostrado que tanto la terapia física como las inyecciones intraarticulares de glucocorticoides confieren un beneficio clínico en la osteoartritis (artrosis) de la rodilla. Se desconoce si la efectividad a corto y largo plazo para aliviar el dolor y mejorar la función física difiere entre estas dos terapias.

Métodos: Realizamos un ensayo aleatorio para comparar la fisioterapia con la inyección de glucocorticoides en el entorno de atención primaria en el Sistema de Salud Militar de EE.UU. Los pacientes con osteoartritis en una o ambas rodillas fueron asignados aleatoriamente en una proporción de 1: 1 para recibir una inyección de glucocorticoides o someterse a fisioterapia. El resultado primario fue la puntuación total en el Índice de Osteoartritis de las Universidades de Western Ontario y McMaster (WOMAC) a 1 año (las puntuaciones varían de 0 a 240, con puntuaciones más altas que indican peor dolor, función y rigidez). Los resultados secundarios fueron el tiempo necesario para completar el Test de Paso Alternativo, el tiempo necesario para completar la prueba Timed Up and Go, y la puntuación en la escala Global Rating of Change, todo evaluado en 1 año.

Resultados: Inscribimos 156 pacientes con una edad media de 56 años; se asignaron 78 pacientes a cada grupo. Las características basales, incluida la gravedad del dolor y el nivel de discapacidad, fueron similares en los dos grupos. Las puntuaciones WOMAC basales medias (± DE) fueron 108.8 ± 47.1 en el grupo de inyección de glucocorticoides y 107.1 ± 42.4 en el grupo de fisioterapia. Al año, las puntuaciones medias fueron de 55.8 ± 53.8 y 37.0 ± 30.7, respectivamente (diferencia media entre grupos, 18.8 puntos; intervalo de confianza del 95%, 5.0 a 32.6), hallazgo que favorece la fisioterapia. Los cambios en los resultados secundarios fueron en la misma dirección que los del resultado primario. Un paciente se desmayó mientras recibía una inyección de glucocorticoides.

Conclusiones: Los pacientes con osteoartritis de rodilla que se sometieron a fisioterapia tuvieron menos dolor y discapacidad funcional al año que los pacientes que recibieron una inyección intraarticular de glucocorticoides.