Exposición a ambiental a PM2.5 a largo plazo y trastornos neurológicos en la población

Exposición a ambiental a PM2.5 a largo plazo y trastornos neurológicos en la población

Concentraciones nacionales de PM2.5 y casos de enfermedad de Parkinson y Alzheimer y demencias relacionadas en los Estados Unidos contiguos.

Se proporciona evidencia de que la exposición a la media anual de PM2.5 en los EE.UU. está significativamente asociada con un mayor riesgo de ingreso hospitalario por la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. Mejorar la calidad del aire podría generar beneficios sustanciales para la salud al reducir la carga de los trastornos neurológicos.

 

The Lancet Planetary Health, 19/19/2020Long-term effects of PM2·5 on neurological disorders in the American Medicare population: a longitudinal cohort study”.

La evidencia acumulada vincula las partículas finas (PM2.5) con la mortalidad prematura, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias. Sin embargo, se sabe menos sobre la influencia de PM2.5 en los trastornos neurológicos. Nuestro objetivo fue investigar el efecto de la exposición prolongada a PM2.5 sobre el desarrollo de la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas.

Métodos: Hicimos un estudio de cohorte longitudinal en el que construimos una cohorte abierta nacional basada en la población que incluía a todos los beneficiarios de Medicare de pago por servicio (≥65 años) en los Estados Unidos (2000-16) sin exclusiones. Asignamos concentraciones de código postal de PM2.5 (es decir, CP) en función de las predicciones medias anuales de un modelo de alta resolución. Para acomodar nuestro gran conjunto de datos, aplicamos modelos de Poisson equivalentes a Cox con computación paralela para estimar los cocientes de riesgo (HR) para el primer ingreso hospitalario por enfermedad de Parkinson o enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas, ajustando por posibles factores de confusión en los modelos de salud.

Resultados: Entre el 1 de enero de 2000 y el 31 de diciembre de 2016, de 63.038.019 personas que tenían 65 años o más durante el período de estudio, identificamos 1,0 millones de casos de enfermedad de Parkinson y 3,4 millones de casos de enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas basadas en códigos de facturación de diagnóstico primario y secundario. Por cada aumento de 5 μg / m3 en las concentraciones anuales de PM2.5, el HR fue 1,13 (IC del 95% 1,12–1,14) para el primer ingreso hospitalario por enfermedad de Parkinson y 1,13 (1,12–1,14) para el primer ingreso hospitalario por enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. Para ambos resultados, hubo una fuerte evidencia de linealidad en concentraciones de PM2.5 inferiores a 16 μg / m3 (percentil 95 de la distribución de PM2.5), seguido de una asociación estancada con intervalos de confianza cada vez mayores.

Interpretación: Proporcionamos evidencia de que la exposición a la media anual de PM2.5 en los EE.UU. está significativamente asociada con un mayor riesgo de ingreso hospitalario por primera vez con la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas. Para la población estadounidense que envejece, mejorar la calidad del aire para reducir las concentraciones de PM2.5 a menos de los estándares nacionales actuales podría generar beneficios sustanciales para la salud al reducir la carga de los trastornos neurológicos.

Fondos: The Health Effects Institute, The National Institute of Environmental Health Sciences, The National Institute on Aging, y el HERCULES Center.