Evidencia relacionada con el agotamiento del proveedor de atención médica y calidad de la atención

Evidencia relacionada con el agotamiento del proveedor de atención médica y calidad de la atención

El agotamiento en los profesionales de la salud con frecuencia se asocia a una atención de baja calidad en la literatura publicada. El verdadero tamaño del efecto puede ser menor que el informado. Los estudios futuros deben preespecificar los resultados para reducir el riesgo de exagerar el tamaño del efecto.

No está claro si el agotamiento del proveedor de atención médica contribuye a una menor calidad de la atención al paciente.

Propósito: Estimar la relación general entre el agotamiento y la calidad de la atención, y evaluar si los estudios publicados proporcionan estimaciones exageradas de esta relación.

Fuentes de datos: MEDLINE, PsycINFO, Health and Psychosocial Instruments (EBSCO), Mental Measurements Yearbook (EBSCO), EMBASE (Elsevier), y Web of Science (Clarivate Analytics), sin restricciones de idioma, desde el inicio hasta el 28 de mayo de 2019.

Selección de estudios: Publicaciones revisadas por pares, en cualquier idioma, que cuantifiquen el agotamiento del proveedor de atención médica en relación con la calidad de la atención al paciente.
Extracción de datos: 2 revisores seleccionaron de forma independiente los estudios, extrajeron medidas de asociación del agotamiento y la calidad de la atención, y evaluaron el sesgo potencial mediante el uso de las pruebas Ioannidis (exceso de significación) y Egger (efecto de estudio pequeño).

Síntesis de datos: Se identificaron un total de 11.703 citas, de las cuales se seleccionaron 123 publicaciones con 142 poblaciones de estudio que abarcan a 241.553 proveedores de atención médica. Los resultados de la calidad de la atención se agruparon en 5 categorías: mejores prácticas (n = 14), comunicación (n = 5), errores médicos (n = 32), resultados del paciente (n = 17) y calidad y seguridad (n = 74) Las relaciones entre el agotamiento y la calidad de la atención fueron muy heterogéneas (I2 = 93.4% a 98.8%). De 114 combinaciones únicas de burnout-calidad, 58 indicaron burnout relacionado con atención de baja calidad, 6 indicaron burnout relacionado con atención de alta calidad y 50 no mostraron ningún efecto significativo. El exceso de significación fue aparente (el 73% de los estudios observados frente al 62% predijeron tener resultados estadísticamente significativos; P = 0.011). Este indicador de sesgo potencial fue más destacado para las medidas de calidad menos rigurosas de las mejores prácticas y la calidad y seguridad.

Limitación: Los estudios fueron principalmente observacionales; no se pudo determinar la causalidad ni la direccionalidad.

Conclusión: El agotamiento en los profesionales de la salud con frecuencia se asocia con una atención de baja calidad en la literatura publicada. El verdadero tamaño del efecto puede ser menor que el informado. Los estudios futuros deben preespecificar los resultados para reducir el riesgo de exagerar el tamaño del efecto.

Fuente de financiación primaria: Stanford Maternal and Child Health Research Institute.