Enfermedad cardiovascular y deterioro cognitivo en mujeres postmenopáusicas

Las mujeres con enfermedad cardiovascular, particularmente las que tienen antecedentes de infarto de miocardio, tienen un mayor riesgo de deterioro cognitivo en comparación con las que están libres de enfermedad cardiovascular. La hipertensión y la diabetes aumentan el riesgo de deterioro cognitivo en las mujeres sin enfermedad cardiovascular.

JAHA, 18/12/2013 “Cardiovascular Disease and Cognitive Decline in Postmenopausal Women: Results From the Women’s Health Initiative Memory Study”

Los datos conocidos hasta ahora sobre las enfermedades cardiovasculares (ECV) y el deterioro cognitivo son contradictorios. Nuestro objetivo fue investigar si las enfermedades cardiovasculares están asociadas con un mayor riesgo de deterioro cognitivo, y para examinar si la hipertensión, la diabetes, o la adiposidad modifican el efecto de las enfermedades cardiovasculares en el funcionamiento cognitivo. Métodos y Resultados: El seguimiento prospectivo de 6.455 mujeres posmenopáusicas, cognitivamente sanas de 65 a 79 años de edad inscritas en el Women’s Health Initiative Memory Study (WHIMS). La ECV se determinó por auto-informe. El deterioro cognitivo se evaluó por la incidencia de deterioro cognitivo leve (MCI) o demencia probable (PD) a través del resultados del examen mini- mental modificado (3 MS), y exámenes neurocognitivos y neuropsiquiátricos. La mediana de seguimiento fue de 8,4 años. Las mujeres con ECV tienden a presentar mayor riesgo de declive cognitivo en comparación con las que están libres de las enfermedades cardiovasculares (hazard ratio [HR], 1,29 , IC del 95%: 1,00 , 1,67). Las mujeres con infarto de miocardio u otra enfermedad vascular presentaron mayor riesgo (HR, 2,10 , IC del 95%: 1,40 , 3,15 o HR, 1,97 , IC del 95%: 1,34 , 2,87). La angina de pecho fue moderadamente asociada con el deterioro cognitivo (HR 1,45 , IC del 95%: 1,05 , 2,01), mientras que no se encontraron relaciones significativas para la fibrilación auricular o insuficiencia cardíaca. La hipertensión y la diabetes aumentaron el riesgo de deterioro cognitivo en las mujeres sin ECV. La diabetes tiende a elevar el riesgo de IMC / DP en las mujeres con ECV. No se observó tendencia significativa se para la adiposidad. Conclusiones: La ECV se asocia con el deterioro cognitivo en las mujeres posmenopáusicas de edad avanzada. La hipertensión y la diabetes, pero no la adiposidad, se asocian con un mayor riesgo de deterioro cognitivo. Se justifica una mayor investigación en el potencial de la prevención de las enfermedades cardiovasculares para la preservación de la función cognitiva.