El papel de la tensión laboral en la comprensión del trastorno mental común a una edad media de la vida

El papel de la tensión laboral en la comprensión del trastorno mental común a una edad media de la vida

La alta tensión laboral parece afectar de forma independiente al riesgo de futuros trastornos mentales comunes a una edad media de la vida. El 14% de los nuevos casos de trastorno mental común podrían haberse evitado mediante la eliminación de una alta tensión laboral. Estos hallazgos sugieren que los factores de riesgo modificables relacionados con el trabajo podrían ser un objetivo importante en los esfuerzos por reducir la prevalencia de los trastornos mentales comunes.

The Lancet Psychiatry, 10/05/2018 “The role of job strain in understanding midlife common mental disorder: a national birth cohort study”

http://www.saludjuntos.com/wp-admin/post-new.php 

 

Desde hace mucho tiempo existen preocupaciones sobre la causalidad inversa y la confusión residual en la asociación prospectiva entre la tensión laboral y el riesgo de futuros trastornos mentales comunes. Nuestro objetivo fue abordar estas inquietudes mediante el análisis de los datos recopilados en el National Child Development Study del Reino Unido, un gran estudio de cohorte británico.

Métodos: Se analizaron los datos del National Child Development Study (n = 6.870) mediante regresión logística multivariada para investigar la asociación prospectiva entre las variables de tensión laboral a los 45 años y el riesgo de futuros trastornos mentales comunes a los 50 años, controlando la historia psiquiátrica durante la vida y un rango de otras posibles variables de confusión a lo largo del curso de la vida. Se calcularon las fracciones atribuibles a la población para estimar el efecto en la salud pública de la tensión laboral sobre la salud mental a la edad media.

Resultados: En el modelo final, ajustado para todos los factores de confusión medidos, las altas demandas en el trabajo (odds ratio 1.70, 95% CI 1.25-2.32; p = 0,0008), el bajo control del trabajo (1.89, 1.29 -2.77; p = 0,0010) y la alta tensión laboral (2.22, 1.59-3.09; p <0,0001) siguieron siendo predictores independientes significativos de la aparición futura de un trastorno mental común. Si se supone una causalidad, nuestros hallazgos sugieren que el 14% de los nuevos casos de trastorno mental común podrían haberse evitado mediante la eliminación de una alta tensión laboral (fracción atribuible a la población 0.14, 0.06-0.20).

Interpretación: La alta tensión laboral parece afectar de forma independiente al riesgo de futuros trastornos mentales comunes a una edad media de la vida. El 14% de los nuevos casos de trastorno mental común podrían haberse evitado mediante la eliminación de una alta tensión laboral. Estos hallazgos sugieren que los factores de riesgo modificables relacionados con el trabajo podrían ser un objetivo importante en los esfuerzos por reducir la prevalencia de los trastornos mentales comunes.

Fondos: iCare Foundation y Mental Health Branch, NSW Health.