El efecto de la vacunación contra la gripe en ancianos para la hospitalización y mortalidad

El efecto de la vacunación contra la gripe en ancianos para la hospitalización y mortalidad

Las estrategias de vacunación actuales que priorizan a las personas mayores pueden ser menos efectivas de lo que se cree para reducir la morbilidad y mortalidad graves en esta población, lo que sugiere que pueden ser necesarias estrategias complementarias.

Los estudios de observación que utilizan diseños de investigación tradicionales sugieren que la vacunación contra la gripe reduce las hospitalizaciones y la mortalidad entre las personas mayores. En consecuencia, las autoridades sanitarias de algunos países priorizan la vacunación de esta población. Sin embargo, quedan dudas sobre la efectividad de esta política dado el potencial de sesgo y confusión en los datos de observación.
Objetivo: Determinar la efectividad de la vacuna contra la influenza para reducir las hospitalizaciones y la mortalidad en las personas de edad avanzada mediante el uso de un diseño de investigación observacional que reduce la posibilidad de sesgos y confusión.
Diseño: Se aplicó un diseño de regresión discontinua al cambio brusco en la tasa de vacunación a los 65 años que resultó de una política de vacunación basada en la edad en el Reino Unido. En este diseño, las comparaciones se limitaron a individuos que estaban cerca del umbral de los 65 años y, por lo tanto, eran plausiblemente similares en la mayoría de las dimensiones, excepto la tasa de vacunación.
Ámbito: Inglaterra y Gales.
Participantes: Adultos de 55 a 75 años que residen en el área de estudio durante 2000 a 2014.
Intervención: Vacuna contra la gripe estacional.
Mediciones: Tasas de hospitalización y mortalidad por mes de edad.
Resultados: Los datos incluyeron 170 millones de episodios de atención y 7,6 millones de muertes. Cumplir 65 años se asoció con un aumento estadísticamente y clínicamente significativo en la tasa de vacunación contra la influenza estacional. Sin embargo, ninguna evidencia indicó que la vacunación redujera las hospitalizaciones o la mortalidad entre las personas mayores. Las estimaciones fueron lo suficientemente precisas como para descartar resultados de muchos estudios previos.
Limitación: El estudio se basó en datos de observación, y su enfoque se limitó a las personas mayores de 65 años.
Conclusión: Las estrategias de vacunación actuales que priorizan a las personas mayores pueden ser menos efectivas de lo que se cree para reducir la morbilidad y mortalidad graves en esta población, lo que sugiere que pueden ser necesarias estrategias complementarias.