Eficacia y seguridad de la estimulación transcraneal con corriente directa como tratamiento complementario para la depresión bipolar. Ensayo clínico aleatorizado

Eficacia y seguridad de la estimulación transcraneal con corriente directa como tratamiento complementario para la depresión bipolar. Ensayo clínico aleatorizado

En este ensayo, la estimulación de corriente directa transcraneal fue una intervención complementaria efectiva, segura y tolerable para esta pequeña muestra de pacientes con depresión bipolar. Ensayos adicionales deberían examinar la eficacia la estimulación de corriente directa transcraneal en una muestra mayor.

JAMA Pasychiatry, 27/12/2017“Efficacy and Safety of Transcranial Direct Current Stimulation as an Add-on Treatment for Bipolar DepressionA Randomized Clinical Trial”

https://jamanetwork.com/journals/jamapsychiatry/article-abstract/2666768?redirect=true 

 

Se necesitan intervenciones más eficaces y tolerables para el tratamiento de la depresión bipolar. La estimulación de corriente directa transcraneal (tDCS) es una nueva modalidad terapéutica con pocos eventos adversos graves que ha mostrado resultados prometedores para la depresión unipolar.

Objetivo: Determinar la eficacia y seguridad de tDCS como tratamiento complementario para la depresión bipolar.

Diseño, ámbito y participantes: Se realizó un ensayo aleatorizado, simulado controlado, doble ciego (el Bipolar Depression Electrical Treatment Trial [BETTER]) desde el 1 de julio de 2014 hasta el 30 de marzo de 2016, en un centro ambulatorio con un solo centro académico. Los participantes incluyeron 59 adultos con trastorno bipolar de tipo I o II en un episodio depresivo mayor y que recibieron un régimen farmacológico estable con puntuaciones de la Hamilton Depression Rating Scale (HDRS-17) superiores a 17. Los datos se analizaron en la muestra con intención de tratar.

Intervenciones: Diez sesiones prefrontales diarias de 30 minutos, 2 mA, anódica izquierda y catódica derecha de tDCS activo o simulado los días de la semana y después 1 sesión cada quince días hasta la semana 6.

Principales resultados y medidas: Cambio en las puntuaciones de la HDRS-17 en la semana 6.

Resultados: Participaron y se aleatorizaron cincuenta y nueve pacientes (40 [68%] mujeres), con una edad media (DE) de 45,9 (12) años; 36 (61%) con trastorno bipolar I y 23 (39%) con trastorno bipolar II y 52 finalizaron el ensayo. En el análisis por intención de tratar, los pacientes en la condición tDCS activa mostraron una mejoría significativamente superior en comparación con los que recibieron la simulación (βint = -1,68; número necesario para tratar, 5,8; IC del 95%, 3,3-25,8; p = 0,01). Las tasas de respuesta acumulada fueron más altas en los grupos activos vs falsos (67,6% vs 30,4%, número necesario para tratar, 2,69, IC 95%, 1,84-4,99, P = 0,01), pero no las tasas de remisión (37,4% vs 19,1%; número necesario para tratar, 5,46; IC del 95%, 3,38 a 14,2; p = 0,18). Los eventos adversos, incluidos los interruptores afectivos emergentes del tratamiento, fueron similares entre los grupos, a excepción del enrojecimiento localizado de la piel que fue mayor en el grupo activo (54% frente a 19%, p = 0,01).

Conclusiones y relevancia: En este ensayo, la estimulación de corriente directa transcraneal fue una intervención complementaria efectiva, segura y tolerable para esta pequeña muestra de pacientes con depresión bipolar. Ensayos adicionales deberían examinar la eficacia la estimulación de corriente directa transcraneal en una muestra mayor.