Eficacia de los cigarrillos electrónicos, incentivos económicos y medicamentos para dejar de fumar

Eficacia de los cigarrillos electrónicos, incentivos económicos y medicamentos para dejar de fumar

En este ensayo pragmático de abandono del hábito de fumar, los incentivos económicos añadidos a las ayudas para dejar de fumar obtienen una mayor tasa de abstinencia sostenida que las ayudas gratuitas de cese por sí solas. En los fumadores que recibieron la atención habitual (información y mensajes de texto motivacionales), la adición de dispositivos de cesación gratuitos o e-cigarrillos no proporciona beneficio.

N Engl J Med, 13/06/2018A Pragmatic Trial of E-Cigarettes, Incentives, and Drugs for Smoking Cessation

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsa1715757?query=featured_home

 

No se sabe si los incentivos económicos, las terapias farmacológicas y los e-cigarrillos (cigarrillos electrónicos) promueven el abandono del hábito de fumar entre los fumadores no seleccionados.

Métodos: Asignamos aleatoriamente a los fumadores empleados por 54 empresas a una de cuatro intervenciones para dejar de fumar o a la atención habitual. La atención habitual consistió en el acceso a la información sobre los beneficios del abandono del hábito de fumar y a un servicio motivador de mensajes de texto. Las cuatro intervenciones consistieron en atención habitual más uno de los siguientes: ayuda para dejar de fumar (terapia de reemplazo de nicotina o farmacoterapia, con e-cigarrillos si las terapias estándar fallaban); cigarrillos electrónicos gratis, sin el requisito haber probado terapias estándar; ayuda gratuita para dejar de fumar más $ 600 en recompensas por la abstinencia sostenida; o ayudas gratuitas para dejar de fumar más $ 600 en fondos rescatables, depositados en una cuenta separada para cada participante, con retirado de dinero de la cuenta si no se cumplían los hitos del cese. El resultado primario fue la abstinencia sostenida de fumar durante 6 meses después de la fecha objetivo para dejar de fumar.

Resultados: De los 6.131 fumadores que fueron invitados a inscribirse, 125 se excluyeron y se aleatorizaron 6.006. Las tasas sostenidas de abstinencia durante 6 meses fueron del 0,1% en el grupo de atención habitual, del 0,5% en el grupo de ayuda para dejar de fumar, del 1,0% en el grupo de e-cigarrillos gratis, del 2,0% en el grupo de recompensas económicas y del 2,9% en el grupo de depósito rescatable. Con respecto a las tasas sostenidas de abstinencia, los depósitos y las recompensas canjeables fueron superiores a las ayudas gratuitas para dejar de fumar (P <0,001 y P = 0,006, respectivamente, con niveles de significancia ajustados para comparaciones múltiples). Los depósitos reembolsables fueron superiores a los cigarrillos electrónicos gratuitos (P = 0,008). Los cigarrillos electrónicos gratis no fueron superiores a la atención habitual (P = 0,20) ni a las ayudas para dejar de fumar (P = 0,43). De los 1.191 empleados (19,8%) que participaron activamente en el ensayo (la cohorte “comprometida”), las tasas sostenidas de abstinencia fueron de cuatro a seis veces más altas que las de los participantes que no participaron activamente en el ensayo, con una efectividad relativa similar.

Conclusiones: En este ensayo pragmático de abandono del hábito de fumar, los incentivos económicos añadidos a las ayudas para dejar de fumar obtuvieron una mayor tasa de abstinencia sostenida que las ayudas gratuitas de cese por sí solas. En los fumadores que recibieron la atención habitual (información y mensajes de texto motivacionales), la adición de dispositivos de cesación gratuitos o e-cigarrillos no proporcionó beneficio. (Financiado por el Vitality Institute).