Efectos de la medicación antipsicótica sobre la estructura cerebral en pacientes con trastorno depresivo mayor y características psicóticas

Efectos de la medicación antipsicótica sobre la estructura cerebral en pacientes con trastorno depresivo mayor y características psicóticas

Este ensayo clínico aleatorizado demuestra que la medicación antipsicótica cambia la estructura cerebral. Esta información es importante para valorar la prescripción en condiciones psiquiátricas donde existen alternativas. Sin embargo, los efectos adversos de la recaída en la estructura del cerebro apoyan el tratamiento antipsicótico durante la enfermedad activa.

Las recetas de medicamentos antipsicóticos continúan aumentando en muchos trastornos cerebrales, incluido el uso no indicado en niños y personas mayores. Con respecto a los datos en animales y humanos no controlados, los antipsicóticos están asociados con un cambio en la estructura del cerebro, pero hasta donde sabemos, no hay ensayos controlados en humanos que aún hayan abordado esta cuestión.

Objetivo: Evaluar los efectos de los antipsicóticos sobre la estructura cerebral en humanos.

Diseño, entorno y participantes: Análisis secundario preespecificado de un ensayo doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo durante un período de 36 semanas en 5 centros académicos. Todos los participantes, de entre 18 y 85 años, fueron reclutados del Study of the Pharmacotherapy of Psychotic Depression II (STOP-PD II). Todos los participantes tenían un trastorno depresivo mayor con características psicóticas (depresión psicótica) y se les recetó olanzapina y sertralina durante un período de 12 a 20 semanas, que incluyó 8 semanas de remisión de la psicosis y remisión/casi remisión de la depresión. Luego, los participantes fueron aleatorizados para continuar recibiendo este régimen o para cambiarse a placebo y sertralina durante un período posterior de 36 semanas. Los datos se analizaron entre octubre de 2018 y febrero de 2019.

Intervenciones: Aquellos que dieron su consentimiento para el estudio de imágenes completaron una exploración por resonancia magnética (MRI) en el momento de la aleatorización y una segunda resonancia magnética al final del período de 36 semanas o en el momento de la recaída.

Principales resultados y medidas: La medida de resultado primaria fue el grosor cortical en la materia gris y la medida de resultado secundaria fue la integridad microestructural de la materia blanca.

Resultados: Ochenta y ocho participantes (rango de edad, 18-85 años) completaron una exploración de referencia; 75 completaron una exploración de seguimiento, de los cuales 72 (32 hombres y 40 mujeres) fueron utilizables para los análisis finales. Hubo una interacción significativa entre el grupo de tratamiento y el tiempo en el grosor cortical (izquierda, t = 3.3; P = .001; derecha, t = 3.6; P <.001) pero no en el área de superficie. No se encontró interacción significativa para la anisotropía fraccionada, pero sí la hubo para la difusividad media del grosor de la sustancia blanca (t = −2.6, P = .01). Cuando el análisis se restringió a aquellos que mantuvieron la remisión, la exposición a la olanzapina en comparación con el placebo se asoció con disminuciones significativas en el grosor cortical en el hemisferio izquierdo (β [SE], 0.04 [0.009]; t34.4 = 4.7; P <.001) y el hemisferio derecho (β [SE], 0.03 [0.009]; t35.1 = 3.6; P <.001). Los análisis post hoc mostraron que aquellos que recayeron al recibir placebo experimentaron disminuciones en el grosor cortical en comparación con aquellos que mantuvieron la remisión.

Conclusiones y relevancia: En este análisis secundario de un ensayo clínico aleatorizado, se demostró que la medicación antipsicótica cambia la estructura cerebral. Esta información es importante para valorar la prescripción en condiciones psiquiátricas donde existen alternativas. Sin embargo, los efectos adversos de la recaída en la estructura del cerebro apoyan el tratamiento antipsicótico durante la enfermedad activa.