Efectos de la ingesta de café sobre el riesgo de enfermedad renal crónica

Efectos de la ingesta de café sobre el riesgo de enfermedad renal crónica

Curva de Kaplan-Meier para la enfermedad renal crónica incidente según la frecuencia de ingesta de café.

Los hallazgos de este estudio de cohorte sugieren que la ingesta diaria de café se asocia con un menor riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica.

Am J Med, 12/2018Effects of Coffee Intake on Incident Chronic Kidney Disease: A Community-Based Prospective Cohort Study

 

Tomar café puede provocar problemas de salud pública, pero se desconoce la asociación entre el café y la enfermedad renal. Estudiamos si la ingesta de café puede afectar el desarrollo de la enfermedad renal crónica en la población general.

Métodos: Analizamos 8717 sujetos con función renal normal reclutados de la cohorte del Korean Genome and Epidemiology Study (KoGES). Se clasificó el consumo de café en 5 grupos en base a un cuestionario de frecuencia de alimentos: 0 por semana, <1 taza por semana, 1-6 tazas por semana, 1 taza por día y ≥2 tazas por día. El resultado primario fue una enfermedad renal crónica incidente, definida como una tasa de filtración glomerular estimada <60 ml / min / 1.73 m2.

Resultados: La edad media (desviación estándar) de los sujetos del estudio fue de 52,0 (8,8) años, y el 47,8% eran hombres. Entre los sujetos, el 52,8% eran consumidores diarios de café. Durante un seguimiento promedio de 11,3 (rango, 5.9-11.5) años, el 9,5% de los participantes desarrollaron enfermedad renal crónica. La enfermedad renal crónica incidente ocurrió menos en los consumidores diarios de café. Los índices de riesgo no ajustados (HR) fueron significativamente más bajos en los consumidores diarios de café. En el modelo multivariable de Cox, incluso después del ajuste de la presión arterial, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la ingesta diaria de alimentos que contienen cafeína, como el té y el chocolate, los consumidores de café que toman 1 taza por día (HR, 0,76; 95% de intervalo de confianza) , 0.63-0.92) y ≥2 tazas por día (HR, 0.80; intervalo de confianza del 95%, 0.65-0.98) se asociaron con un menor riesgo de desarrollo de enfermedad renal crónica que los no bebedores. Los modelos de Cox promediados en el tiempo y variables en el tiempo dieron resultados similares. Las tasas de disminución en la filtración glomerular fueron menores en los consumidores diarios de café.

Conclusiones: Nuestros hallazgos sugieren que la ingesta diaria de café se asocia con un menor riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica.