Efecto de una intervención de cribado de baja intensidad basada en PSA sobre la mortalidad por cáncer de próstata: Ensayo clínico aleatorizado CAP

Efecto de una intervención de cribado de baja intensidad basada en PSA sobre la mortalidad por cáncer de próstata: Ensayo clínico aleatorizado CAP

Una única intervención de cribado de PSA en hombres de 50 a 69 años frente a la práctica estándar sin cribado, no obtiene diferencias significativas en la mortalidad por cáncer de próstata después de una mediana de seguimiento de 10 años, pero aumenta la detección de casos de cáncer de próstata de bajo riesgo. Aunque se está realizando un seguimiento a más largo plazo, los hallazgos no respaldan las pruebas únicas de PSA para el cribado basado en la población.

JAMA, 06/03/2018“Effect of a Low-Intensity PSA-Based Screening Intervention on Prostate Cancer MortalityThe CAP Randomized Clinical Trial”

https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2673968?redirect=true 

 

El cribado del cáncer de próstata sigue estando controvertido porque los beneficios potenciales de la mortalidad o la calidad de vida pueden ser compensados por los daños causados por la sobredetección y el sobretratamiento.

Objetivo: Evaluar el efecto de una única intervención de cribado del antígeno prostático específico (PSA) y una vía de diagnóstico estandarizada sobre la mortalidad específica del cáncer de próstata.

Diseño, configuración y participantes: El ensayo aleatorio por conglomerados de pruebas de PSA para el cáncer de próstata (CAP) incluyó a 419.582 hombres de 50 a 69 años y se realizó en 573 consultorios de atención primaria en todo el Reino Unido. La aleatorización y el reclutamiento en las clínicas se hicieron entre 2001 y 2009; el seguimiento de los pacientes finalizó el 31 de marzo de 2016.
Intervención: Una invitación para asistir a una clínica de pruebas de PSA y realizar una prueba de PSA única versus práctica estándar (no selectiva).

Resultados principales y medidas: Resultado primario: la mortalidad específica por cáncer de próstata en una mediana de seguimiento de 10 años. Resultados secundarios preespecificados: estadio diagnóstico de cáncer y grado de Gleason (rango 2-10; puntajes más altos indican un peor pronóstico) de los cánceres de próstata identificados, mortalidad por todas las causas y un análisis de variables instrumentales que estima el efecto causal de asistir a la clínica de cribado de PSA.

Resultados: Entre los 415.357 hombres asignados al azar (edad media [SD], 59,0 [5,6] años), se incluyeron en el análisis 189.386 en el grupo de intervención y 219.439 en el grupo control (n = 408.825; 98%). En el grupo de intervención, 75.707 (40%) asistieron a la clínica de pruebas de PSA y 67.313 (36%) se sometieron a pruebas de PSA. De los 64.436 con un resultado de prueba de PSA válido, 6.857 (11%) tenían un nivel de PSA entre 3 ng / mL y 19,9 ng / mL, de los cuales a 5.850 (85%) les realizada una biopsia de próstata. Después de una mediana de seguimiento de 10 años, 549 (0,30 por 1000 personas-año) murieron de cáncer de próstata en el grupo de intervención frente a 647 (0.31 por 1000 personas-año) en el grupo control (diferencia de frecuencia, -0.013 por cada 1000 personas -años [IC del 95%, -0,047 a 0,022], índice de tasas [RR], 0,96 [IC 95%, 0,85 a 1,08]; p = 0,50). El número de diagnosticados de cáncer de próstata fue más alto en el grupo de intervención (n = 8.054; 4,3%) que en el grupo control (n = 7.853; 3,6%) (RR, 1,19 [IC 95%, 1,14 a 1,25]; P <0,001). Se identificaron más tumores de cáncer de próstata con un grado de Gleason de 6 o menor en el grupo de intervención (n = 3.263/189.386 [1,7%]) que en el grupo de control (n = 2.440/219.439 [1,1%]) (diferencia por 1000 hombres, 6.11 [IC 95%, 5,38 a 6,84]; p <0,001). En el análisis de la mortalidad por todas las causas, hubo 25.459 muertes en el grupo de intervención frente a 28.306 muertes en el grupo de control (RR, 0,99 [IC 95%: 0,94 a 1,03]; p = 0,49). En el análisis de variables instrumentales para la mortalidad por cáncer de próstata, el RR causal ajustado a la adherencia fue de 0,93 (IC del 95%: 0,67 a 1,29; p = 0,66).

Conclusiones y relevancia: En la práctica aleatorizada para una única intervención de cribado de PSA en hombres de 50 a 69 años frente a la práctica estándar sin cribado, no hubo diferencias significativas en la mortalidad por cáncer de próstata después de una mediana de seguimiento de 10 años, pero aumentó la detección de casos de cáncer de próstata de bajo riesgo. Aunque se está realizando un seguimiento a más largo plazo, los hallazgos no respaldan las pruebas únicas de PSA para el cribado basado en la población.