Efecto del tai chi versus el ejercicio aeróbico para la fibromialgia: ensayo comparativo aleatorizado de eficacia comparativa

Efecto del tai chi versus el ejercicio aeróbico para la fibromialgia: ensayo comparativo aleatorizado de eficacia comparativa

El tratamiento mediante Tai Chi obtiene una mejoría similar o mayor sobre los síntomas que el ejercicio aeróbico, el tratamiento no farmacológico más comúnmente prescrito, en una variedad de resultados en pacientes con fibromialgia. La mayor duración del tai chi mostró una mayor mejoría. Este enfoque mente-cuerpo puede considerarse una opción terapéutica en el manejo multidisciplinario de la fibromialgia.

BMJ, 21/03/2018“Effect of tai chi versus aerobic exercise for fibromyalgia: comparative effectiveness randomized controlled trial”

http://www.bmj.com/content/360/bmj.k851 

 

Objetivos: Determinar la efectividad de las intervenciones de tai chi en comparación con el ejercicio aeróbico, tratamiento estándar básico actual en pacientes con fibromialgia, y probar si la efectividad del tai chi depende de su dosis o duración.

Diseño: Ensayo prospectivo, aleatorizado, de 52 semanas de efectividad de comparación simple ciega.

Ámbito: Un hospital universitario de atención terciaria urbana en los Estados Unidos entre marzo de 2012 y septiembre de 2016.

Participantes: Se incluyeron en el análisis por intención de tratar 226 adultos con fibromialgia (según la definición del Colegio Americano de Reumatología 1990 y criterios de 2010): 151 se asignaron a uno de cuatro grupos de tai chi y 75 a un grupo de ejercicio aeróbico.

Intervenciones: Los participantes fueron asignados aleatoriamente al ejercicio aeróbico supervisado (24 semanas, dos veces por semana) o a una de las cuatro intervenciones de tai chi supervisadas por estilo Yang (12 o 24 semanas, una o dos veces por semana). Los participantes fueron seguidos durante 52 semanas. Se alentó rigurosamente la adhesión en persona y por teléfono.

Principales medidas de resultado: El resultado primario fue el cambio en las puntuaciones del cuestionario de impacto de la fibromialgia revisado (FIQR) a las 24 semanas en comparación con el valor inicial. Los resultados secundarios incluyeron cambios de puntuaciones en la evaluación global del paciente, ansiedad, depresión, autoeficacia, estrategias de afrontamiento, desempeño funcional físico, limitación funcional, sueño y calidad de vida relacionada con la salud.

Resultados: Las puntuaciones FIQR mejoraron en los cinco grupos de tratamiento, pero los grupos de tai chi combinados mejoraron de forma estadísticamente significativa más que el grupo de ejercicio aeróbico en las puntuaciones FIQR a las 24 semanas (diferencia entre grupos = 5,5 puntos, intervalo de confianza del 95% 0,6 a 10,4, P = 0,03 ) y varios resultados secundarios (evaluación global del paciente = 0,9 puntos, 0,3 a 1,4, P = 0,005, ansiedad = 1,2 puntos, 0,3 a 2,1, P = 0,006, autoeficacia = 1,0 puntos, 0,5 a 1,6, P = 0,0004, y estrategias de afrontamiento, 2,6 puntos, 0,8 a 4,3, P = 0,005). El tratamiento con Tai Chi comparado con el ejercicio aeróbico administrado con la misma intensidad y duración (24 semanas, dos veces por semana) tuvo un mayor beneficio (diferencia entre grupos en las puntuaciones de FIQR = 16,2 puntos, 8,7 a 23,6, P <0,001). Los grupos que recibieron tai chi durante 24 semanas mostraron mayores mejoras que aquellos que lo recibieron durante 12 semanas (diferencia en las puntuaciones FIQR = 9,6 puntos, 2,6 a 16,6, P = 0,007). No hubo un aumento significativo en el beneficio para los grupos que recibieron tai chi dos veces a la semana en comparación con una vez a la semana. Los participantes asistieron a las sesiones de entrenamiento de tai chi con más frecuencia que los participantes que asistieron al ejercicio aeróbico. Los efectos del tai chi fueron consistentes en todos los instructores. No se informaron eventos adversos graves relacionados con las intervenciones.

Conclusión: El tratamiento mente-cuerpo de Tai Chi obtiene una mejoría similar o mayor sobre los síntomas que el ejercicio aeróbico, el tratamiento no farmacológico más comúnmente prescrito, en una variedad de resultados en pacientes con fibromialgia. La mayor duración del tai chi mostró una mayor mejoría. Este enfoque mente-cuerpo puede considerarse una opción terapéutica en el manejo multidisciplinario de la fibromialgia.