Efecto del cribado cervical mediante VPH frente a la citología en la neoplasia intraepitelial cervical de alto grado

Efecto del cribado cervical mediante VPH frente a la citología en la neoplasia intraepitelial cervical de alto grado

Neoplasia intraepitelial cervical acumulativa de grado 3 o mayor (CIN3 +) y de grado 2 o mayor (CIN2 +) Incidencia para todas las participantes del grupo de intervención y control que asisten tras 48 meses La incidencia a los 18, 42 y 72 meses está marcada por un punto y los intervalos de confianza a su alrededor se muestran como el rango de puntos. Los puntos se distribuyen con respecto al eje x para evitar superposiciones. Los grupos se dividen artificialmente a los 48 meses para mostrar la incidencia en las mismas participantes si se las analizara utilizando solo citología líquida. Por lo tanto, el número en riesgo es el mismo en todas las particiones dentro de los grupos primarios. A, Incidencia acumulada de CIN3 + para grupos de intervención y control para todas las participantes que asisten al cribado final a los 48 meses. B, incidencia acumulada de CIN2 + para los grupos de intervención y control para todas las participantes que asisten al cribado final de 48 meses. Si los casos fueron CIN3 + (en el panel A) o CIN2 + (en el panel B) en el cribado inicial, pero no asistieron al cribado final, contribuyen como un evento en ese momento.

En las mujeres que se someten a exámenes de detección de cáncer de cuello uterino, el uso de pruebas primarias de VPH en comparación con las pruebas de citología, obtuvieron una probabilidad significativamente menor de neoplasia intraepitelial cervical  3+ a los 48 meses. Se necesita más investigación para comprender los resultados clínicos a largo plazo, así como la rentabilidad.

JAMA, 03/07/2018“Effect of Screening With Primary Cervical HPV Testing vs Cytology Testing on High-grade Cervical Intraepithelial Neoplasia at 48 MonthsThe HPV FOCAL Randomized Clinical Trial”

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2686793

 

Existe información limitada sobre la efectividad relativa del cribado del cáncer de cuello uterino con la prueba del virus del papiloma humano primario (VPH) sola en comparación con la citología en las poblaciones de América del Norte.

Objetivo: Evaluar la neoplasia intraepitelial cervical (CIN) incidente acumulativa confirmada histológicamente (CIN) de grado 3 o peor (CIN3 +) detectada hasta 48 meses mediante prueba primaria de VPH sola (intervención) o mediante citología de base líquida (control).

Diseño, configuración y participantes: Ensayo clínico aleatorizado realizado en un programa organizado de detección de cáncer cervicouterino en Canadá. Las participantes fueron reclutadas a través de 224 médicos colaboradores desde enero de 2008 hasta mayo de 2012, con seguimiento hasta diciembre de 2016. Fueron elegibles las mujeres de 25 a 65 años sin antecedentes de CIN2 + en los últimos 5 años, sin antecedentes de cáncer invasivo de cuello uterino o sin antecedentes de histerectomía por cáncer; que no habían realizado una prueba de Papanicolaou en los últimos 12 meses; y que no recibían terapia inmunosupresora.

Intervenciones: Un total de 19.009 mujeres fueron asignadas al azar a los grupos de intervención (n = 9.552) y de control (n = 9.457). A las mujeres del grupo de intervención se les realizaron pruebas de VPH; aquellas cuyos resultados fueron negativos regresaron a los 48 meses. A las mujeres del grupo control les realizaron pruebas de citología líquida (LBC); aquellas cuyos resultados fueron negativos regresaron a los 24 meses para LBC. Las mujeres en el grupo control que fueron negativas a los 24 meses regresaron a los 48 meses. Después de 48 meses, ambos grupos recibieron una prueba conjunta de HPV y LBC.

Principales medidas y resultados: El resultado primario fue la incidencia acumulada de CIN3 + 48 meses después de la aleatorización. La incidencia acumulada de CIN2 + fue un resultado secundario.

Resultados: Completaron el estudio 19.009 mujeres que fueron aleatorizadas (edad media, 45 años [10 ° -90 ° percentil, 30-59]), 16.374 (8.296 [86,9%] en el grupo de intervención y 8.078 [85,4%] en el grupo control). A los 48 meses, se detectaron significativamente menos CIN3 + y CIN2 + en el grupo de intervención versus el de control. La tasa de incidencia de CIN3 + fue de 2.3 / 1000 (IC 95%, 1.5-3.5) en el grupo de intervención y de 5.5 / 1000 (IC 95%, 4.2-7.2) en el grupo de control. La razón de riesgo CIN3 + fue 0,42 (IC 95%, 0,25-0,69). La tasa de incidencia de CIN2 + a los 48 meses fue de 5.0 / 1000 (IC 95%, 3.8-6.7) en el grupo de intervención y 10.6 / 1000 (IC 95%, 8.7-12.9) en el grupo de control. El índice de riesgo CIN2 + fue de 0,47 (IC 95%, 0,34-0,67). Las mujeres basales con VPH negativo tuvieron una incidencia acumulativa significativamente menor de CIN3 + a los 48 meses que las mujeres sin citología (tasa de incidencia CIN3 +, 1,4 / 1000 [IC 95%, 0,8-2,4]; proporción de riesgo CIN3 +, 0,25 [IC 95%, 0,13] -0.48]).

Conclusiones y relevancia: En las mujeres que se sometieron a exámenes de detección de cáncer de cuello uterino, el uso de pruebas primarias de VPH en comparación con las pruebas de citología obtuvieron una probabilidad significativamente menor de NIC3 + a los 48 meses. Se necesita más investigación para comprender los resultados clínicos a largo plazo, así como la rentabilidad.