Efecto del control de presión arterial intensivo vs estándar sobre la demencia probable

Efecto del control de presión arterial intensivo vs estándar sobre la demencia probable

Demencia probable por grupo de tratamiento. Las regiones sombreadas indican intervalos de confianza del 95%. El tiempo medio de seguimiento fue de 5,14 años (rango intercuartil, 3,91-6,00) para el grupo de tratamiento intensivo y 5,07 años (rango intercuartil, 3,87-5,98) para el grupo de tratamiento estándar. Para comparación grupal de incidencia, índice de riesgo, 0,83; IC del 95%, 0,67-1,04; P = 0,10.

En los adultos ambulatorios con hipertensión, el tratamiento con un objetivo de presión arterial sistólica de menos de 120 mm Hg en comparación con un objetivo de menos de 140 mm Hg no obtiene una reducción significativa en el riesgo de demencia probable. Debido a la conclusión temprana del estudio y de menos casos de los esperados de demencia, el estudio puede haber tenido poca potencia para este resultado final.

JAMA, 28/01/2019Effect of Intensive vs Standard Blood Pressure Control on Probable Dementia. A Randomized Clinical Trial

Actualmente no hay tratamientos comprobados para reducir el riesgo de deterioro cognitivo leve y demencia.

Objetivo: Evaluar el efecto del control intensivo de la presión arterial sobre el riesgo de demencia.

Diseño, entorno y participantes: Ensayo clínico aleatorizado realizado en 102 sitios en los Estados Unidos y Puerto Rico entre adultos de 50 años o más con hipertensión, pero sin diabetes o antecedentes de accidente cerebrovascular. La asignación al azar comenzó el 8 de noviembre de 2010. El ensayo se detuvo temprano para obtener un beneficio en su resultado primario (una combinación de eventos cardiovasculares) y la mortalidad por todas las causas el 20 de agosto de 2015. La fecha final para el seguimiento de los resultados cognitivos fue el 22 de julio de 2018.

Intervenciones: Los participantes se asignaron al azar a un objetivo de presión arterial sistólica de menos de 120 mm Hg (grupo de tratamiento intensivo; n = 4.678) o menos de 140 mm Hg (grupo de tratamiento estándar; n = 4.683). Principales resultados y medidas: El resultado cognitivo primario fue la aparición de demencia probable diagnosticada. Los resultados cognitivos secundarios incluyeron deterioro cognitivo leve diagnosticado y un resultado compuesto de deterioro cognitivo leve o posible demencia.

Resultados: Entre 9.361 participantes asignados al azar (edad promedio, 67.9 años; 3.332 mujeres [35.6%]), 8.563 (91.5%) completaron al menos 1 evaluación cognitiva de seguimiento. El período medio de intervención fue de 3,34 años. Durante una mediana de seguimiento total de 5,11 años, se detectó demencia probable en 149 participantes en el grupo de tratamiento intensivo frente a 176 en el grupo de tratamiento estándar (7,2 frente a 8,6 casos por 1000 persona-año; índice de riesgo [HR], 0,83; 95 % CI, 0,67-1,04). El control intensivo de la presión arterial redujo significativamente el riesgo de deterioro cognitivo leve (14,6 frente a 18,3 casos por 1000 personas / año; HR, 0,81; IC 95%, 0,69-0,95) y la tasa combinada de deterioro cognitivo leve o posible demencia (20,2 frente a 24,1 casos) por 1000 personas-año; HR, 0,85; IC del 95%, 0,74-0,97).

Conclusiones y relevancia: En los adultos ambulatorios con hipertensión, el tratamiento con un objetivo de presión arterial sistólica de menos de 120 mm Hg en comparación con un objetivo de menos de 140 mm Hg no produjo una reducción significativa en el riesgo de demencia probable. Debido a la terminación temprana del estudio y de menos casos de los esperados de demencia, el estudio puede haber tenido poca potencia para este resultado final.